Si bien los ediles dieron el visto bueno para que cada pasaje valga $16.50 en marzo y $18.81 en mayo, desde Cametap rechazaron que el aumento del boleto sea desdoblado. El viernes, solicitaron una nueva suba para que la tarifa cueste $24,11.

Por este motivo, los concejales oficialistas pidieron que el expediente quede en comisión para poder analizar el pedido de los empresarios. Por este motivo, no se descarta que se solicite un nuevo pedido de informes al Ejecutivo local.

Ante esta situación, la UTA se declaró en estado de alerta y movilización. Restan dos pasos para que se oficialice la suba. El expediente debe ser aprobado en la comisión de Legislación, si hoy hay quórum, y luego en el recinto del Concejo Deliberante.

Comentá y expresate