Dos mujeres fueron maltratadas físicamente en bares de la ciudad luego de rechazar la propuesta de un hombre en dos lugares distintos y con una semana de diferencia. Una salida para disfrutar se terminó convirtiendo en una verdadera pesadilla luego de que sus respuestas no fueran respetadas.

"Me ahorcó adelante de todos, pensé que me iba a matar", escribió Magdalena en su cuenta de Facebook luego de vivir una de las peores experiencias de su vida. Le pidió a un joven que la dejara tranquila, él no lo aceptó, respondió con violencia y la agarró del cuello, delante de todos los que estaban en el bar.

El relato de la joven visibiliza algo que las mujeres viven con frecuencia. “Las mujeres, posta, estamos 'bastante acostumbradas" a lidiar con estas situaciones. Siempre algún boludo se quiere pasar de vivo a ver si engancha”, expresó.

A la semana siguiente otra joven vivió una experiencia similar. Mónica Arriagada esperaba en la barra a su amiga que había ido al baño y un hombre “que parecía alcoholizado” se le acercó. “Me molestaba, le pedí que se retire, pero cada vez se me acercaba más, me tocaba", detalló. Ella se dio vuelta para ver si encontraba a alguien de seguridad, pero cuando se incorporó recibió una piña en la cara que la dejó inconsciente.

Por supuesto que no todos los rechazos en un bar terminan de forma violenta. Pero para cambiar la situación es necesaria la participación y conciencia de todos.

En los últimos años la lucha contra la violencia de género cobró fuerza. Marchas multitudinarias, campañas en los medios y el significado de decir, gritar y pedir “Ni Una menos”, que se renueva por estos días tras el crimen de Anahí Benítez. Incluso se declaró en el distrito la emergencia en violencia de género, pero todavía el Estado no tomó medidas concretas.

En Mar del Plata, es crucial que se lleven a la práctica todos y cada uno de los postulados y acciones de la ordenanza 22739 –la que declaró la “Emergencia contra la Violencia por motivos de Género y Diversidad”–, tal como lo viene solicitando con insistencia la Multisectorial de la Mujer.

También se torna imprescindible que los chicos de hoy, los hombres de mañana, empiecen a ser educados en una cultura despojada de cualquier de agresividad hacia las mujeres.

Comentá y expresate