El titular de la Uocra local, César Trujillo, señaló que "no hay obra pública en Mar del Plata" y responsabilizó al gobierno nacional y provincial por la situación. "Desde el gobierno nacional y provincial, para Mar del Plata nada...", le dijo Trujillo a Ahora Mar del Plata.

Trujillo se reunió la semana pasada con el intendente Guillermo Montenegro y contó que "hablamos de la situación actual de la construcción en Mar del Plata y también en la región. La falta de obra pública, falta de vivienda. Desde el gobierno nacional y provincial, para Mar del Plata nada". "Estamos viendo qué gestión está haciendo el intendente,porque habíamos estado hablando sobre los polideportivos, que son obras que aun no han empezado. A Mar del Plata no la atienden y repercute en los trabajadores", indicó.

Para Trujillo,"algo raro hay, porque en el conurbano y en La Plata hay muchísimo laburo. Hay vivienda, obra pública. Y en Mar del Plata no hay nada".

Según el gremialista, los trabajadores de la construcción se sostienen "gracias a la inversión privada". "Pero las obras empiezan y terminan y nos estamos quedando sin laburo. La pandemia nos tiene a maltraer, preocupados. Trabajamos con un protocolo a rajatabla", explicó.

"El intendente se vio muy preocupado e interesado en poder destrabar algunas de las obras que están anunciadas, como el muelle, las viviendas, pero no hay nada. La reunión fue positiva en ese sentido. Dijimos que vamos a acompañar en la gestion para destrabar cualquier tipo de obra", remarcó Trujillo.

Asimismo, Trujillo criticó el funcionamiento de algunas cooperativas. "Hay muchas cooperativas a las que se les da trabajo y son bastante desprolijas, con trabajadores no registrados. Explotan a la gente, es una vergüenza para el trabajador, para todos los que luchamos por tener un trabajo digno, decente. Ese trabajador no tienen ningún derecho laboral, que es lo que buscamos cuidar los gremios. Estamos preocupando con ese tema y se lo dijimos a Montenegro", consideró.

Sobre las consecuencias de la pandemia en la construcción, recordó que "la obra privada se detuvo el año pasado hasta los primeros días de mayo. Luego hicimos la huelga a la japonesa, que fue para trabajar. Las empresas nos abrieron las puertas de las obras. A través de esa lucha de los trabajadores, pasamos a poder trabajar en Fase 2".

"Económicamente las cosas están mal, porque si el desarrollador no vende, en vez de tener veinte trabajadores tiene cinco. Están mal las cosas. La pandemia te supera, la salud, todo lo que está pasando. Es una preocupación doble: no tener trabajo y encima la pandemia", concluyó.

Comentá y expresate