El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto que los trabajadores municipales mantienen con el Gobierno en reclamo de un aumento salarial y la modificación de la bonificación docente.

Los gremialistas del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) se reunieron este jueves con funcionarios de la Comuna, pero no hubo acuerdo.

"No hubo ningún avance concreto. Vamos a acatar la conciliación porque quedamos expuestos a sanciones", dijo el secretario general del STM, Antonio Gilardi. De esta manera, se levantó la medida de fuerza.

"Se fijó una nueva reunión para el martes y otra para el miércoles para tratar el reclamo de aumento salarial y el pedido de los docentes, aunque dejamos en claro la inexistencia de un recorte salarial", sostuvo el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente,a la salida de la reunión. Y agregó: "Hay un compromiso de las partes a sentarse a negociar, en un marco de diálogo para acercar posturas".

El conflicto se desató la semana pasada cuando desde el municipio anunciaron una quita de bonificaciones a los docentes municipales, las cuales percibían desde 1989. Eso motivó la queja de los miembros del STM y de los propios maestros. Sin embargo, la situación se agravó en horas de la mañana de este miércoles, cuando se conoció que el Ejecutivo había enviado al Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza para votar un aumento del 7 por ciento -que se sumaba al 18% ya otorgado este año- para los trabajadores, en medio de una discusión paritaria que consideraron "trabada", ya que se inició el 1 de octubre último y nunca pudieron llegar a un acuerdo.

Para los sindicalistas, el monto que prevé el proyecto del Ejecutivo es insuficiente ya que en total, frente a una inflación del 40% aproximado, les haría perder alrededor del 15% de poder adquisitivo en el análisis global de 2018.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate