Una mujer generó una insólita concentración de repartidores de delivery en la puerta de su casa en La Plata, con patrullero incluido. El punto de partida del llamativo episodio fue un pedido realizado a través de una plataforma de delivery a McDonalds. La clienta se identificó como “Renata” y eligió pagar en efectivo al recibir los combos en su casa, situada sobre la avenida 19, entre las calles 49 y 50, de La Plata, a la vuelta de la plaza Malvinas Argentinas.

Según publicó Clarin, la mujer le pidió al repartidor de Pedidos Ya, a través de la mensajería de la aplicación, que le recordara cuánto era el importe que debía pagar, para llevárselo hasta la puerta de calle desde su casa, un departamento tipo casa en propiedad horizontal de esas con pasillo largo hacia el fondo. Entonces se encontró con la noticia de que la cuenta ascendía a $4.000.

Instantes después, al llegar el joven al lugar, ella le dijo en la puerta que lo esperara porque había salido con menos dinero del necesario y tenía que ir a buscarlo. Y entró, llevándose el paquete con el pedido. Dos horas más tarde, el muchacho seguía ahí con su moto, su mochila roja y sin respuesta a timbrazos y llamados en busca de cobrar lo que había llevado.

Lo único que recibió fue un mensaje de “Renata” diciéndole que solo tenía la mitad de los $4.000, pero ella no volvió a salir. “Eran unas seis u ocho hamburguesas con papas y gaseosas”, contó más tarde el repartidor. También dijo que después se enteró de que no era la primera vez que la mujer llevaba a cabo una estafa similar.

Mientras nadie respondía ni aparecía, lo que sí surgió fue la solidaridad de sus compañeros de delivery. De buenas a primeras, el lugar se convirtió en un tumulto de repartidores en motos de pequeña cilindrada o bicicletas, dispuestos a encontrar a la estafadora. El joven también llamó a la policía.

Los repartidores se reunieron primero en la puerta de acceso al pasillo de los PH reclamando con gritos y bocinazos que la mujer saliera a pagar. Posteriormente lograron ingresar y empezaron a recorrer el lugar puerta por puerta en busca de la estafadora.

"Cuando mi compañero llegó hasta la puerta, la mujer le preguntó por mensaje cuál era el monto del pedido y literalmente se escapó", le describió uno de los compañeros del delivery estafado al diario El Día de La Plata.

A la vez que intentaban por sus medios realizar el cobro, los repartidores cortaron el tránsito en la avenida 19, una de las principales de La Plata, en reclamo para que las autoridades se encargaran de que “Renata” no se saliera con la suya.

El corte tuvo lugar en la noche de último viernes. El pedido había sido realizado alrededor de las 19.

Personal del Comando de Patrullas de la Policía, de la Comisaría 4ª de La Plata y de Control Ciudadano de la Municipalidad debió acercarse. No obstante, según confirmaron fuentes policiales, “no se pudo localizar” a la mujer en ninguno de los departamentos, por lo cual no se logró que el pago fuera realizado, aunque quedó radicada la denuncia por estafa.

Comentá y expresate