“Yo no quiero Justicia por mi hija, yo les quiero arrancar los ojos porque se la llevaron”. Desgarrado por el dolor y con la voz llena de llanto y de bronca, así habló el papá de Zaira Rodríguez, la joven de 21 años asesinada por motochorros en Villa Ballester, San Martín.

Como pudo, este lunes por la tarde, el hombre se acercó a los medios que estaban en la puerta de su casa, junto a decenas de vecinos que reclamaban más seguridaden ese barrio del Noroeste del Conurbano Bonaerense.

pareja.jpg

“Mi familia está pasando por un momento muy malo. Nos mataron a nuestra hija y no tengo palabras”, fue lo primero que la angustia le permitió decir.

El sábado, cerca de las 21.30, Zaira, que era piloto de karting y novia de un corredor del TC Mouras, estaba junto a su pareja a bordo de Volkswagen Gol Trend color blanco estacionado en la puerta de la casa ubicada en Sarmiento y Lamadrid, en Villa Ballester.

En esas circunstancias, delincuentes que se movilizaban en motos interceptaron a la pareja para robarles el auto. La chica recibió un tiro mortal en la cabeza.

joven.jpg

Y su papá no puede soportar el dolor de su pérdida, a tal punto que le habló a los asesinos de Zaira: “Lo único que quiero es arrancarle las ojos, porque no se merecía mi hija tener esto. Lo único que digo es que no se me crucen, porque los voy a destruir”.

El hombre contó que su hijo “no quiere que llore”. Pero era inevitable para el padre de Zaira contener la angustia y las lágrimas: “No pudo vivir nada de su vida, tenía mucho por delante y le sacaron todo... Yo no quiero Justicia por mi hija, yo les quiero arrancar los ojos porque se la llevaron”.

Comentá y expresate