A partir de mañana, la Cámara de Kiosqueros Unidos (CKU) dispuso un paro general de 72 horas en el sistema de recarga de las tarjetas SUBE, en reclamo de la recuperación de una rentabilidad digna sobre su uso y una modificación de la ley que prohíbe el cobro de un adicional.

En Mar del Plata la decisión de parar tres días está dividida.Desde la Cámara de Kiosqueros acompañarán el reclamo pero sostuvieron que la decisión está dividida. "Estuvimos hablando con colegas de distintos barrios de la ciudad: Constitución, Centro, Puerto, y algunos se adherirán", expresó Martín Mazzarini, secretario general de la Cámara de Kiosqueros de la ciudad.

"Necesitamos que mejoren el porcentaje de retribución ya que sino es enviable prestar el servicio. Acompañamos el lógico reclamo", aseguró.De todos modos, dependerá de cada trabajador si adhieren o no a la medida de fuerza.

Desde el municipio comunicaron que mantuvieron “contactos con SUBE para garantizar que el servicio no se verá afectado en su mayoría en Mar del Plata y Batán”. "Se trata de una minoría de kioskeros dentro de un reclamo nacional" dijo Claudio Cambareri, director de Transporte. "Según un relevamiento que hemos hecho son algunos lugares que se han adherido a esta medida. Pero por suerte la mayoría de los comerciantes apoyan el sistema único ya implementado hace casi un año", agregó.

Por último, Cambareri señaló que “esto lo tenemos confirmado pero asimismo le pedimos al vecino que tenga el cuenta el saldo para evitar inconvenientes. Esto es ajeno a nosotros pero estamos ocupados en el tema".

Comentá y expresate