En Pinamar ya rige la nueva ordenanza para regular el riego en el distrito. Se trata de la normativa 5914/ 2021 que, entre otras cosas, prohíbe esta práctica- durante todo el año- de 9 a 19.

De la ordenanza se exceptúa "a aquellos establecimientos que desarrollan actividades con o sin fines de lucro en los cuales el riego de carpetas vegetales de alto requerimiento hídrico se encuentra asociado al servicio prestado".

En tales casos, según indica la normativa vigente, los responsables deberán presentar ante la Autoridad de Aplicación, una solicitud de excepción justificando la necesidad específica y adecuarse a las normativas provinciales vigentes para la tramitación de los permisos de uso correspondientes.

En caso de infracción, se establecerá una sanción pecuniaria con multa de 200 a 1000 módulos. Los fondos que resulten de aplicación de la ordenanza se destinarán en partes iguales a la Dirección de Fiscalización y a la Secretaria de Paisaje y Medio Ambiente. "Los fondos recaudados por esta última serán afectados al financiamiento de equipamiento científico-técnico que permita mejorar el monitoreo y control de los recursos hídricos en el Partido de Pinamar, o lo que la Autoridad de Aplicación Ambiental Municipal considere oportuno", expresa el expediente.

Comentá y expresate