La pequeña Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007 en Portugal. Desde ese momento se tejieron mil teorías sobre el paradero de la niña como también sobre el rol de los padres. Hace un tiempo un investigador de Scotland Yard, la policía del Reino Unido, lanzó una escalofriante teoría: que la niña estaba viva.

Pero en estas últimas horas otro profesional aporta un visión distinta. Gonzalo Amaral, líder de la investigación en Portugal y ex jefe de la Policía de ese país, presentó un libro sobre el caso y allí cuenta su teoría.

El especialista marca que Maddie falleció tras un accidente que tuvo en el departamento que alquilaba la familia. Y tras esa situación, los padres habrían ocultado el cuerpo para no dejar evidencia.

Según Amaral, simularon un secuestro para evitar ser responsabilizados por la muerte de la niña. Las acusaciones del detective fueron desmentidas por Kate y Gerry McCann, quienes estarían analizando demandar a Amaral si es que no desiste de culparlos del supuesto fallecimiento de Maddie.

"Si continúa haciendo estas afirmaciones escandalosas, encontrará que tendrá una dura lucha entre sus manos. Kate y Gerry no van a dejar que se salga con la suya con lo que dijo sobre ellos", expresó un allegado a los padres de Maddie, al diario The Sun.

Cabe mencionar que los papás de McCann están solicitando además que la mitad de las ganancias por el libro del detective portugués sean donados a la investigación del caso.

La nena, quien hoy tendría 15 años, fue aparentemente secuestrada mientras sus padres, Kate y Gerry, habían salido a cenar con amigos aquella noche y la dejaron junto a sus hermanos mellizos Sean y Amelie durmiendo solos en su habitación. Al regresar, ya no estaba allí.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate