Las últimas semanas estuvieron marcadas por marchas y movilizaciones en la Ciudad de Buenos Aires. Agrupaciones piqueteras y movimientos reclaman al Gobierno el aumento de los planes sociales frente a la creciente inflación en el país, que pega directamente en el consumo básico.

La Unidad Piquetera comentó que existe la posibilidad de un acampe, mientras la 9 de Julio comienza a poblarse de personas que elevan sus reclamos. El punto de convergencia será el Ministerio de Desarrollo Social, pero durante la mañana, las columnas de gente cortaban totalmente el tránsito sobre la avenida y el Metrobús se vio afectado.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, ya anunció que no recibiría a los dirigentes sociales si llegan al edificio gubernamental junto con una manifestación multitudinaria.

Los puntos más álgidos de los reclamos son las esquinas de Corrientes y 9 de Julio e Independencia y 9 de Julio; desde donde las concentraciones marcharán hacia Belgrano y 9 de Julio, ubicación del Ministerio.

image.png

Aunque esta marcha es menos concurrida que otras convocatorias a manifestación, hubo serios inconvenientes para el tránsito vehicular.

Desde el Polo Obrero reclaman la "creación de trabajo genuino y asistencia alimentaria a los barrios más pobres", al igual que un "salario básico de 100.000 pesos para todos los trabajadores y trabajadoras".

El líder del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, dijo que "el ministro Zabaleta le vuelve a mentir a las organizaciones y a todo el pueblo", al no mantener una reunión con los dirigentes sociales.

“Más allá de sus apariciones mediáticas acusando a las organizaciones de ‘hacer política’ y diciendo que no hay necesidades insatisfechas por parte del ministerio que él dirige, el ministro ha faltado a su palabra mintiéndole a todo el país sobre una reunión a la que finalmente no concurrirá”, dijo.

Recaudación de Piqueteros y el reclamo a Zabaleta

Esta nueva confrontación entre el ministro de Desarrollo Social y los movimientos piqueteros llega en un momento en que el Polo Obrero reconoció que se retiene el 2% de los haberes de los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo.

image.png

Los movimientos piqueteros señalan que lo que se recauda mediante esas retenciones funciona para sostener comedores y merenderos en momentos en que denuncian que el Ministerio de Desarrollo Social se demora en entregar los bolsones de comida que tienen que ser destinados a esos lugares.

Según los cálculos realizados a partir de estas declaraciones, el Polo Obrero recauda mensualmente unos 22.800.000 pesos, que ascienden a 273.600.000 pesos anuales. Esto es así porque los beneficiarios del Potenciar Trabajo reciben 19.000 pesos mensuales en concepto de haberes y en total son 60.000 las personas agrupadas en el PO.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate