La Justicia detectó que nueve presos violaron el arresto domiciliario en Mar del Plata y los fiscales ya pidieron que se les revoque el beneficio para que vuelvan a la cárcel.

Según informaron desde la Fiscalía General a través de un comunicado, en un primer momento los presos no atendieron las llamadas telefónicas y luego la Policía constató que no se encontraban en sus domicilios.

Se trata de imputados o condenados que, tanto en la etapa de investigación como en la de juicio o de ejecución de la sentencia, fueron autorizados por los jueces a cumplir la detención en sus domicilios y bajo estrictas reglas de conducta, en el marco de la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Los fiscales solicitaron a los jueces que les se revoque la prisión domiciliaria y vuelvan a la cárcel. "Estas peticiones se encuentran pendientes de resolución a la fecha", dijeron desde la Fiscalía General.

De los nueve casos de incumplimientos, uno de ellos pertenece a la Fiscalía de Delitos Culposos y se trata de un hombre imputado de homicidio culposo agravado. El segundo corresponde con la Fiscalía N°5 e involucra a un acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado. El tercero, con intervención de la Fiscalía 1, corresponde a un imputado po el delito de privación ilegal de la libertad y robo calificado.

En otros dos casos interviene la Fiscalía de Flagrancia por los delitos de robo agravado y amenazas agravadas. Hay otros dos casos que son competencia de la Fiscalía N°4, uno por homicidio con arma y el otro por robo agravado y privación ilegal de la libertad. Los últimos casos corresponden a dos personas condenadas por el delito de robo agravado, con intervención de la Fiscalía de Ejecución.

A una semana del inicio de los controles de detenidos con prisión domiciliaria, 40 presos cumplieron con las condiciones de detención.

En el marco de la cuarentena, un grupo de funcionarios del Ministerio Público Fiscal se encuentran realizando controles periódicos sobre los presos que fueron beneficiados con la prisión domiciliaria.

El control se realiza a diario, en distintos horarios, de manera telefónica y con la utilización de medios tecnológicos (video llamadas, envío de fotografías y geolocalización). Además, se encuentra colaborando activamente en estos controles el Cuerpo de Ayuda Técnica a la Instrucción (CATI), perteneciente a la Fiscalía General, realizando verificaciones presenciales.

De la misma manera, se cuenta con la colaboración del personal policial dependiente de la Jefatura de Policía Departamental, quienes en caso de presunto incumplimiento advertido por los funcionarios del Ministerio Público, se constituyen de inmediato en el lugar para verificar si el detenido se encuentra en la vivienda cumpliendo el arresto domiciliario.

Comentá y expresate