Luego de varios meses de incertidumbre, el senado aprobó el nuevo blanqueo de capitales en moneda extranjera para construcción y proyectos inmobiliarios. Con esto se establece una extensión sobre los plazos de la ley 27.613 para promover el desarrollo e inversión en proyectos inmobiliarios. Luego de que se sancione la ley, los contribuyentes contarán con plazos de hasta 360 días para invertir los dólares que tengan fuera del sistema. El Gobierno espera captar unos uSs4.500 millones.

Las principales ventajas del nuevo blanqueo

Una de las principales ventajas del nuevo blanqueo respecto del anterior es que establece un plazo máximo de 360 días corridos desde la fecha de entrada en vigencia de la ley para que personas y empresas adhieran al régimen con moneda nacional y extranjera en el país o en el exterior, no declarada anteriormente.

Se trata del plazo más alto dentro del esquema que establece la nueva ley y que ofrece también la posibilidad de entrar al blanqueo en 90 y/o 180 días, con alícuotas diferenciales en cada caso. Esto es una ventaja con respecto al blanqueo anterior, que otorgó un período de solo 90 días.

El destino del blanqueo es la realización de inversiones en construcción para uso propio o desarrollo de proyectos inmobiliarios, que estén avanzados en un 50% al momento de entrada en vigencia de la ley o se puedan finalizar en un período de 360 días contados desde ese momento.

image.png

¿Qué pasa si blanqueo?

Si bien no existe ningún tipo de penalidad para quienes decidan blanquear, habrá un "impuesto especial" que se aplicará sobre el valor de la tenencia que se declare y tendrá mucho que ver con cuánto tarda la persona en adherirse al régimen especial de blanqueo.

El proyecto original había sido impulsado en la Cámara de Diputados por Sergio Massa, hoy ministro de Economía, y por el jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo, y establecía un plazo para de 90 días. Con el fin de propiciar un ingreso mayor de capitales, durante aquel debate se decidió extenderlo por tramos.

Con la aceptación del Senado, la ley dejó así establecido que la declaración de tenencia de moneda extranjera y/o nacional con destino a la construcción se podrá realizar, desde la entrada en vigencia de la norma y hasta transcurrido el plazo de 90 días corridos, pagando una alícuota de 5%.

De esta manera, las alícuotas del impuesto serán las siguientes:

  • 5% para el dinero depositado dentro de los 90 días corridos de entrada en vigencia de la ley.
  • 10% para los fondos ingresados desde el día 91 al 180.
  • 20% desde el día 181 al día 360.

Por otro lado, se detalla que el dinero se deberá depositar en una cuenta bancaria especial denominada Cuenta Especial de Depósito y Cancelación para la Construcción Argentina.

image.png

La expectativa del Gobierno y el rol de la oposición ante la sanción de la ley

Esta ley forma parte de un paquete de leyes "productivas" que el ministro de economía le pidió aprobar al congreso. La expectativa del Gobierno en torno al resultado que pueda arrojar este nuevo régimen en términos de ingreso de divisas, es una de las obsesiones del nuevo ministro ante la seria falta de reservas que sufre el Banco Central.

El tiempo escaso que ofreció el blanqueo para la construcción del año pasado hizo que solo ingresaran al sistema u$s200 millones. Con este nuevo régimen el Gobierno espera captar ahora unos u$s4.500 millones y así poder conseguir mas reservas.

La unión entre Massa y Ritondo para impulsar esta iniciativa fue objetada por la Coalición Cívica, cuyos diputados votaron en contra mientras que los del PRO lo hicieron a favor, junto al oficialismo, y la UCR se abstuvo.

Esto cambió levemente en el Senado. Sin representantes de la Coalición Cívica, la bancada opositora de la Cámara alta tuvo a los senadores del PRO votando en contra y a una minoría de radicales y bloques provinciales que se ausentaron.

La iniciativa, que prorroga el régimen iniciado el año pasado fue aprobada con 35 votos a favor y 26 en contra, tras la media sanción que le dio la Cámara de Diputados en mayo último.

De que se trata el "Puente al empleo" que fija la ley

Existe un articulo en la nueva norma que busca incorporar al empleo en las obras públicas y/o privadas que se enmarquen en el régimen de incentivo a las personas que sean beneficiarias de programas sociales, pero sin que pierdan esa asistencia.

Esto se incorporó bajo el título "Puente al empleo", y el proyecto establece que "las y los titulares de programas sociales y de empleo" que sean contratadas en el marco del Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda "y que cumplan con la capacitación y los cursos de formación que se establezcan, podrán seguir percibiendo los beneficios" de dichos programas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate