Unas 37 familias del barrio Nuevo Golf ocupan terrenos fiscales con la esperanza de conseguir una vivienda propia. Desesperadas, le piden ayuda al Estado. “Es una necesidad, no venimos a robar nada”, expresó Joana Gamarra, una de las mujeres que desde el sábado trabaja en la limpieza de las tierras, en diálogo con Telediario, el noticiero de Canal Diez.

Los terrenos quedan a tres cuadras de la plaza de Cerrito y Mario Bravo. Las mujeres que comenzaron con esta acción se conocieron en el merendero del barrio, en Cerrito al 3800 y la mayoría no tiene empleo. “Hay muy poco trabajo, la situación en el puerto es muy mala. Las familias no pueden pagar sus alquileres, viven en lugares prestados”, expresó Andrea Díaz.

Y explicó: “Decidimos tomar estos terrenos que estaban llenos de basura y nadie lo estaba ocupando para que nos escuchen”. Desde el sábado limpian el espacio para dejarlo en condiciones y este miércoles montaron una estructura para poder pasar la noche.

Gamarra sostuvo que si el municipio les da la posibilidad de pagarlo en cuotas, las familias se organizarían para cumplir. “No queremos que nos regalen nada ni que los vecinos se enojen”, remarcó.

Comentá y expresate