La empresa Ocean Infinity no descarta reflotar los restos del submarino, aunque calificó a la operación, como “muy compleja”, a medias en línea con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien dio casi por descartado que se vaya a intentar recuperar la nave de las profundidades del mar argentino.

El presidente ejecutivo de la empresa que encontró los restos del submarino, Oliver Plunkett, afirmó que podría realizar la operación de rescate de los restos desde los 907 metros de profundidad, aunque admitió que se trata de una operación "muy compleja" y "arriesgada", y agregó que por ahora no recibió un "requerimiento de sacar el submarino a la superficie", aunque que están dispuestos a "ayudar" al Gobierno argentino "en el camino que ellos decidan".

"Hubo varias operaciones de rescate de embarcaciones del fondo marino. No sé si ha habido un recupero a esas profundidades. Sin duda sería una operación muy compleja", explicó Plunkett en una entrevista en la cadena CNN en Español. Respecto de la posibilidad de que una operación de este tipo pudiera afectar el estado del casco del submarino, dijo: "Todas las operaciones en el mar son arriesgadas. Sin dudas, si un submarino que ha pasado por un daño catastrófico, un movimiento puede dañarlo aún más. Eso puede ser un elemento para analizar en este proceso".

"Por ahora es una operación impensada", aseguró Aguad. "Es una operación técnicamente casi imposible en este momento, puede que la ciencia de acá a unos años pueda dar mayores elementos técnicos". También el ministro entiende que una operación de esa naturaleza,

por las "características" del Mar Argentino, "pondría en peligros vidas humanas". Ante la consulta por los dichos del titular de Ocean Infinity, afirmó: "No está en diálogo con nosotros. Tenemos la documentación donde se establece que es imposible, que ellos no tienen condiciones técnicas para reflotar el submarino", refutó el ministro, quien calificó a la posibilidad como “tecnológicamente imposible”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate