Un matrimonio fue detenido en un control de rutina, cuando detectaron que en el baúl de su auto habían escondido a sus dos hijos.

En plena cuarentena obligatoria por el coronavirus, salieron de su casa para ir a comer un asado en familia y, cuando regresaba, la policía descubrió en un control de rutina que llevaba a sus dos hijos ocultos en el baúl del auto, en la ciudad de Mendoza.

Fuentes policiales informaron a Crónica que este lunes la pareja, integrada por un hombre de 31 años y una mujer de 32, fue detenida y quedó a disposición judicial.

Los acusados viven en el barrio La Favorita, de la capital provincial y son padres de dos chicos de 6 y 13 años, a los que llevaban escondidos en la parte trasera del vehículo.

Según informó la policía, el hecho ocurrió el pasado domingo en las calles Regalado Olguín y Champagnat, de El Challo, donde la pareja que iba abordo de un Peugeot 206 intentó eludir un control policial, para lo cual dio marcha atrás y quiso tomar una calle aledaña.

No obstante, el auto fue rápidamente interceptado por los efectivos, quienes preguntaron a sus ocupantes de dónde venían y si tenían algún permiso que los exceptuara del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La pareja dijo que regresaba de un asado familiar, momento en que los efectivos inspeccionaron su vehículo y descubrieron que, en el baúl, iban ocultos sus dos hijos menores de edad, explicaron los voceros.

Los menores fueron entregados a custodia de sus abuelos, en tanto que el padre y la madre continuaban detenidos a la espera de ser imputados formalmente por la Justicia,

En tanto, el auto fue secuestrado por decisión de la Oficina Fiscal 5, ya que no tenía tampoco los papeles en regla.

Comentá y expresate