La Conmebol confirmó que el partido de vuelta por la Superfinal entre Boca y River por la Copa Libertadores no se realizará en la Argentina. Así lo anunció a través de un comunicado oficial. Allí definió que entre el 8 y 9 de diciembre se llevará a cabo el partido.

Embed

Tras el comunicado, Alejandro Domínguez, presidente de la entidad, brindó una conferencia de prensa y aseguró que se cambia el país de la final.

Asimismo, cuestionó en duros términos los incidentes que se vivieron en la Argentina. "No hay lugar para los violentos. No se les puede tolerar", remarcó.

"Nada justifica la violencia; el fútbol es un deporte; la violencia no es parte del fútbol, sino el respeto y lealtad al rival", manifestó entre otras expresiones.

Todavía restan definiciones sobre fecha, lugar y horario, además de evaluar los planteos de los equipons. "El partido queda sujeto a la decisión del Tribunal de Disciplina", subrayó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate