Candela Castillo

No me abandonen, pero voy a recomendar un musical. Sí, en serio. ¡Ojo! Hay algunos muy buenos, pero en este caso la musicalización se da en un entorno realista. Es decir, cantan porque están armando un tema, están grabando o escuchando música. No hay coreografías, ni desconocidos que se suman al baile de los protagonistas, ni miradas cómplices a cámara.

John Carney es un director y músico irlandés, que realmente sabe cómo incorporar con naturalidad las canciones en la película. Entiende de ritmos y de personajes. Sus historias suelen ser sencillas, pero conmueven.

“Once” nos cuenta la historia de un músico callejero que cruza camino con una pianista y cantante extranjera que lo ayudará en la grabación de su disco. Los personajes ni siquiera tienen nombre. En los créditos aparecen como “chico” y “chica”, pero los nombres de los protagonistas trascendió la película gracias a sus hermosas canciones. Terminas la película y te dan ganas de buscar la banda sonora.

Los dos Bonus Track son películas que le siguieron a “Once”. Primero “Begin Again”. Debido a su éxito con “Once” y su Oscar en el 2008 por la canción “Falling Slowly”, Carney logró que Hollywood le prestara atención. Con “Begin Again” salió por primera vez de su amado Dublín y usó a Nueva York como escenario para esta historia. Acá nos muestra la vida de Gretta (Keira Knightley) que cambia cuando acompaña a su novio, Dave (Adam Levine, cantante de Marron 5) a la Gran Manzana para que él se convierta en una estrella. Ella, al poco tiempo termina sola y con el corazón roto. Un día, un productor musical alcohólico, Dan (Mark Ruffalo) la descubre y la invita a grabar un disco “callejero”, con registro audiovisual.

Segundo Bonus “Sing Street”. Volviendo a sus orígenes, Carney nos hace viajar a Dublín en los 80´s. Acompañamos al joven Connor en su crecimiento personal y musical. Todo surge, cuando el adolescente conoce a la rebelde y aspirante a modelo, Raphina aparece en su vida. Lo único que se le ocurre a Connor para levantarla es decirle que va a filmar un videoclip y que necesita una modelo. Ella acepta, así que él se verá obligado a crear una banda, escribir sus canciones y explorar por los distintos estilos musicales del momento hasta encontrar el propio… una pavada. Película ideal para los nostálgicos ochenteros.

Estas tres pelis estaban en Netflix, pero ahí nada es para siempre. Ahora están las tres en peliculasyestrenos.net

Comentá y expresate