Rufina, la hija de 6 años de Eugenia “China” Suárez y Nicolás Cabre, fue operada este viernes por la mañana. La menor fue intervenida quirúrgicamente luego de manifestar un dolor generado por una hernia inguinal.

Si bien se trató de una operación de rutina, no fue in día más en vidas de los actores, que están separados hace seis años. La salud de la pequeña también mantuvo preocupados a los allegados de la ex pareja.

china suarez y rufina.JPG

Todo salió bien. Así lo demostraron las imágenes de la nena abandonando el sanatorio junto a su mamá y su papá. Además, según indicaron en Intrusos, junto a ellos estaba Laurita Fernández, la novia del actor.

Fue una operación de rutina. Todo salió bien.

La ex pareja tiene una buena relación tras la separación. Incluso las imágenes de la cámara mostraba a la actriz hablando con la bailarina mientras Cabré subía a la nena al auto de su mamá para volver a casa y descansar. Tras recibir el alta de la nena, los actores prefirieron no dialogar con los medios que los esperaban a la salida de la clínica, en Buenos Aires.

china y laurita.png

Desde el entorno de la familia se supo que se trató de una cirugía programada, y que tanto Cabré como la China estuvieron junto a Rufina en todo momento, antes de entrar al quirófano y una vez que salió del mismo, según publicó Clarín.

Tanto Cabré como la China estuvieron junto a Rufina en todo momento.

Rufina nació el 17 de julio de 2013, y pocos meses después la China y Cabré confirmaron su separación. A pesar de no estar juntos, el vínculo se mantiene en buenos términos, sobre todo por la crianza de la nena.

Comentá y expresate