El Municipio dio detalles del operativo desarrollado por Inspección General esta mañana en Luro e Independencia, en el que se generaron situaciones de violencia. En tal sentido, un vendedor se negó a entregar la mercadería, comenzó a discutir con el personal y terminó a las piñas. "El objetivo era ordenar el espacio público pero algunos vendedores se pusieron violentos y un policía resultó herido", detalló al respecto el Secretario de Gobierno Santiago Bonifatti.

"Siempre defendemos a quienes quieren trabajar, pero también tenemos la responsabilidad de cuidar y ordenar el espacio público. No sería lógico que cualquiera pueda ponerse a vender cualquier cosa en cualquier lugar", agregó.

Esta mañana, personal de Inspección General se hizo presente en la zona de Luro e Independencia, "como lo hacen todos los días en distintos puntos de la ciudad, con el objetivo de permitir una mejor circulación de los vecinos, dada la presencia de vendedores ambulantes en el lugar".

"Estamos en permanente contacto con el Sindicato de Vendedores Ambulantes para intentar ordenar el espacio público. En ese camino, junto a la Secretaría de Desarrollo Productivo trabajamos en la conformación y ordenamiento de distintas Ferias que funcionan en la ciudad, como es el caso de la que funciona en Plaza Rocha, entre otras", puntualizó el funcionario.

"En este caso en particular, el personal se dispuso a hablar con los vendedores para explicarles la situación e intentar darle un orden, solicitarles distanciamiento y que acoten el uso que estaban haciendo de la vereda para permitir una mejor circulación de los transeúntes y uno de los presentes se violentó. El operativo no tenía como objetivo secuestrarle la mercadería, siempre apostamos al diálogo. Sin embargo, uno de los vendedores se puso muy agresivo e incluso hubo un agente policial que resultó lastimado", concluyó Bonifatti.

Comentá y expresate