En conferencia de prensa, rodeada por buena parte de lo incautado en un operativo que permitió el secuestro de 115 kilos de cocaína y detener a cinco de los integrantes de la banda que la comercializaba desde Batán, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, aseguró que desde el gobierno “trabajamos para que Mar del Plata no sea una zona intensa de narcotráfico”.

Por la cantidad de droga hallada se trata, según autoridades, de uno de las investigaciones más importantes que se hayan logrado en este distrito. Lo ratificó el diputado nacional y candidato a intendente por Juntos por el Cambio, Guillermo Montenegro, que acompañó a la funcionaria: “No solo es importante la cantidad sino también la calidad de la operación”, dijo para destacar que se desarticuló no solo el ingreso de droga desde Paraguay sino también el extremo de fraccionamiento y narcomenudeo que se daba desde esta zona.

La presentación de los resultados del operativo denominado “Papa lavada” se realizó esta mañana en el Aeropuerto “Ástor Piazzolla” junto con autoridades de Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que fue la fuerza que intervino en la causa judicial que siguió el juez federal Santiago Inchausti.

Bullrich destacó que la pesquisa comenzó el 14 de marzo del año pasado cuando a su casilla personal de correo electrónico le llegó información con datos firmes sobre movimientos de una banda que se dedicaba al narcotráfico en un sector de quintas de Batán. “Quiero que sepan que nos ocupamos”, dijo para resaltar el interés que le dio a ese mail que abrió el camino para que un año y medio después se llegue a esta instancia.

Hasta el momento hay cinco personas detenidas, tres de ellas de nacionalidad boliviana, una paraguaya y la otra argentina. Hay una lista de prófugos sobre la que se está trabajando a partir de algunos datos que podrían aportar novedades sobre inminentes capturas.

Comentá y expresate