El juez federal Santiago Inchausti declaró este miércoles procedente la extradición del ex coronel chileno Sergio Francisco Jara Arancibia, tras el pedido formal de la Justicia del país vecino, con el objetivo de dar cumplimiento a la condena dictada en enero de 2016 a diez años de prisión por dos homicidios calificados. La resolución se da en línea con los argumentos planteados en los alegatos orales durante el juicio por la fiscal federal Laura Mazzaferri y el director de Cooperación Regional e Internacional de la Procuración General de la Nación, Diego Solernó.

Las actuaciones se iniciaron el 15 de julio de 2018 cuando el Departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina fue puesta en conocimiento de la detención de Jara Arancibia, dado que pesaba sobre el ex militar chileno una circular roja de Interpol, es decir, una captura internacional, requerida por la autoridades de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, República de Chile.

El hombre de 67 años había sido condenado en enero de 2016 a 10 años y un día de presidio mayor en su grado medio, por el homicidio de dos personas, Absolon del Carmen Wegner Millar y Rigioberto Achu Liendo. De hecho, fue en el momento en que debía ejecutarse la sentencia, cuando el condenado se profugó, lo que motivó el dictado de la captura para lograr el cumplimiento de la condena en la República de Chile. Jara Arancibia fue detenido el 15 de junio de 2018 en Mar del Plata.

Con la finalidad de dar voz a los argumentos de las partes, se realizó el pasado 27 de febrero una audiencia de debate, donde la defensa de Jara Arancibia realizó una serie de planteos. El primero fue pedir la nulidad de la detención, lo que fue rechazado –en base a los argumentos de la fiscal federal- teniendo en consideración la existencia de una circular roja activa. En este sentido, se citó el artículo 10 de la Convención de Montevideo de 1933, que establece que el pedido de detención provisoria puede hacerse por cualquier medio. Por otro lado, el juez Inchausti reparó en que también se cumplió con el plazo legal para formalizar el requerimiento de extradición.

En el marco de la audiencia oral, y en relación al pedido de extradición, Mazzaferri y Solernó consideraron que se debe cumplir la condena en Chile y coincidieron en que “no corresponde la revisión de aspectos probatorios del magistrado extranjero”. “La ley penal más benigna y defensa en juicio deberán ser tratados en el proceso chileno y no aquí en este proceso de extradición”, diferenciaron. En esta línea, y reafirmando la Convención de Montevideo, entendieron que Argentina tiene la obligación de conceder la extradición y colaborar. “Estamos ante un homicidio calificado, se lo busca por una condena firme y ejecutoriada”, remarcaron.

Comentá y expresate