El primero en encender la mecha fue el Foro de la Construcción: acusó a Obras Sanitarias de no cumplir con un acuerdo anunciado por el intendente Carlos Arroyo que contemplaba una reducción del 30% del costo de factibilidad en cada nueva obra en la ciudad. Desde OSSE recogieron el guante y salieron al cruce de las críticas: "Obras Sanitarias cobra el cargo por ampliación a los desarrolladores para garantizar la prestación de los servicios con calidad y sustentabilidad sin perjudicar a todos los demás vecinos", explicó Emiliano Giri.

"Nosotros asumimos el compromiso de hacerles un descuento del 30%, pero nunca se habló de hacer desaparecer este cargo. Sí trataremos de acompañar con una actualización por debajo de la inflación. No podemos cargar sobre todos los vecinos este cargo", agregó.

En un comunicado, la empresa sanitaria municipal destacó que "el cargo de ampliación para el 2019 se incrementará en el mismo porcentaje de la tarifa sobre los valores de origen congelados a diciembre de 2017".

Además desmintieron que la tarifa del agua sea la más cara del país, "ya que de un total de 12 prestatarias de la misma envergadura, que aportan datos oficiales, todas superan los valores de OSSE y 9 de ese mismo grupo en el país superan en un 60% -en promedio- los valores locales".

"No es correcta la determinación del incremento del importe del Cargo de Ampliación para el año 2019, por cuanto se incrementa en el mismo porcentaje de la tarifa sobre los valores de origen congelados a diciembre de 2017, e inclusive si tomáramos el incremento sobre la misma base con el descuento especial del 30% que se otorgó para el año 2018, es inferior en casi un 40% al publicado", afirmaron desde OSSE.

Obras Sanitarias, dice el comunicado, "consolida todos sus ejes de trabajo en dar impulso a nuevos emprendimientos con especial cuidado en el servicio que se brinda a los vecinos, sin impactar sobre las condiciones del acuífero y respetando los recursos naturales".

Comentá y expresate