Federico Sasso, el joven de 19 años que atropelló y mató a Lucía Bernaola (14) cuando manejaba borracho su auto por la costa, fue beneficiado en las últimas horas con el arresto domiciliario tras más de cuatro meses preso en Balcarce.

Su pedido, hecho a través del abogado penalista Facundo Capparelli, fue aceptado por la jueza de Garantías, Rosa Frende. De todas maneras, no se va a ejecutar hasta que la Cámara confirme y deje la resolución firme.

Cuando se implemente la morigeración otorgada, Sasso llevará una tobillera magnética y deberá fijar domicilio en la casa de su madre, quien será su tutora legal. Seguramente, la familia de la víctima -que se opone fervientemente a la medida- apelará el fallo de la magistrada Frende.

Cabe destacar que el fiscal Pablo Cistoldi pidió la elevación a juicio del caso en agosto pasado. De acuerdo a la reconstrucción del hecho, durante la madrugada del domingo 4 de junio, Lucía Bernaola murió y otros 8 jóvenes resultaron heridos luego de ser atropellados por Sasso en Alberti y la Costa.

El impacto se produjo cuando un grupo de jóvenes iban caminando por el paseo costero a la altura de Cabo Corrientes y fueron sorprendidos por un auto Renault Clio que se subió a la vereda a alta velocidad y los embistió.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate