Superado el primer desafío que fueron las PASO, completada la revisión de mantenimiento al vehículo que lo llevó de aquí por allá durante más de dos meses por toda la provincia, el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reactiva esta semana su agenda de visitas de campaña a localidades del interior.

Una de las escalas prontas que tiene en agenda, con fecha a confirmar y que podría repetirse antes del 27 de octubre, es Mar del Plata. Aquí es uno de los distritos importantes donde tuvo fuerte apoyo pero no suficiente como para superar los votos logrados por la gobernadora María Eugenia Vidal.

Kicillof acaba de bajar un mensaje a todos los referentes provinciales de su fuerza para exigirles como prioridad que se cuiden los votos ya logrados y que, como segundo paso, se redoblen esfuerzos para conseguir nuevos apoyos entre la ciudadanía. Si bien sus chances de ganar la provincia parecen firmes y la diferencia con el oficialismo es de más de 15 puntos, el diputado nacional no quiere conformidad y exige más trabajo para que la victoria no corra riesgos. El mismo mensaje aplicó para ganar en municipios en los que todavía están varios puntos por debajo del oficialismo. Entre ellos, General Pueyrredon, donde cree que un triunfo de Fernanda Raverta, candidata a intendente, es posible.

La última pausa la había impuesto el pasado miércoles, tras la reunión que en Avellaneda mantuvo con todos los intendentes kirchneristas para unificar ideas y planes para el próximo paso, que es lograr los mismos o mejores resultados en las elecciones generales de octubre.

Al cabo de ese encuentro, mientras cada uno de los protagonistas volvía a su lugar de residencia, en un accidente automovilístico falleció el jefe comunal del partido de Hipólito Yrigoyen, Jorge Cortés.

La campaña formal comenzará el próximo 7 de septiembre pero la intención de los responsables del Frente de Todos es no perder tiempo y avanzar con el contacto cara a cara que el candidato tuvo durante estos meses previos, modalidad que entienden resultó decisiva para alcanzar la mitad de la totalidad de los votos emitidos.

En su agenda aparecen como primeras escalas los distritos de Rivadavia, Trenque Lauquen, Chacabuco y Alberti. Después llegaría otra visita a Mar del Plata, donde tuvo buen rendimiento en las urnas pero no logró sumar más que la gobernadora. Siempre en el Renault Clio, un modesto automóvil en el que viaja con tres o cuatro colaboradores, repetirá buena parte de los realizado en la previa de las PASO. Si bien se apeló a cartelería y otras formas de publicidad, sienten en el Frente de Todos que Kicillof logra adhesiones desde la cercanía con los vecinos del interior bonaerense.

Comentá y expresate