Rusia se llevó una sorpresiva victoria tras eliminar a España en la tanda de penales por 4-3 luego de empatar 1-1 en el estadio Luzhniki y así eliminó a "La Roja" en octavos de final.

España sufrió su propia falta de creatividad para elaborar jugadas de riesgo. Manejando la pelota pero sin contundencia, los dirigidos por Fernando Hierro controlaron el partido pero no demostraron claridad a la hora de llegar al arco del país anfitrión, que optó por presionar en su línea defensiva y atacar en el contragolpe, con la altura del delantero central Artiom Dziuba como principal alternativa.

En una jugada de pelota parada a los 11 minutos, apareció el capitán Sergio Ramos para ayudar a abrir el marcador. Tras una falta de Yuri Zhirkov a Nacho desde la banda derecha, Marco Asensio sacó el centro y el defensor del Real Madrid luchó con Sergei Ignashevich que terminó metiendo la pelota en su propio arco.

Embed

Tras el gol, "La Roja" no se apuró y jugó con la posesión del balón. Los dirigidos por Stanislav Cherchésov mantuvieron el mismo plan: desbordar por las bandas para buscar a su delantero.

En los últimos 10 minutos de la primera mitad, España le cedió el balón a Rusia y fue en ese momento cuando el país anfitrión aprovechó. Tras un tiro de esquina de Yuri Zhirkov, Dziuba cabeceó y la pelota golpeó en un brazo levantado de Gerard Piqué.

El atacante del Arsenal Tula, de la liga rusa, aprovechó la posibilidad a los 40 minutos e igualó el marcador con un penal que ejecutó abajo y a la derecha de David De Gea.

Embed

En el tiempo suplementario, España propuso el mismo juego que desarrolló durante los 90 minutos. En los primeros 15, "La Roja" mantuvo la posesión pero no llegó a incomodar al arquero de la selección anfitriona.

En el segundo tiempo Rodrigo, el cuarto cambio de Hierro, tuvo una jugada clave por la banda izquierda. Akinféev, figura del partido, rechazó el disparó y salvó a su equipo.

España arrancó la tanda de penales con el pie derecho gracias al gol inicial de Andrés Iniesta y lo propio hizo Fiódor Smólov para Rusia. Gerard Piqué y Serguéi Ignashévich convirtieron el segundo para ambas selecciones. En el tercer disparo fue el turno de Koke y el primer fallo.

Aleksandr Sergeyevich Golovin estiró la ventaja, puso el resultado 3-2. Tras la conversión de Sergio Ramos, Denís Chéryshev volvió a poner en ventaja a Rusia (4-3). Finalmente Iago Aspas erró su tiro y España se despidió del Mundial.

Embed

Rusia, que sólo perdió contra Uruguay en lo que va del torneo, hará su nueva aparición el próximo 7 de julio en los cuartos de final, en donde se medirá ante el vencedor del duelo entre Croacia y Dinamarca.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate