Los principales gremios anticipan una dura lucha en las discusiones paritarias, ya que adelantaron que la condición para aceptar un aumento del 15% en el año, la inflación prevista por el Gobierno, el acuerdo deberá incluir cláusula gatillo. Así lo anticiparon los sindicatos docentes, bancarios y empleados de Comercio, tres de los más grandes del país.

Esto va en contramano con lo que impulsa el Ejecutivo, que apuesta a cumplir con la meta de inflación estipulada y a dejar de lado la llamada "claúsula gatillo", que se activa en caso de que el costo de vida supere la suba acordada.

A fines del año pasado el Gobierno reformulólas metas de inflación para los próximos tres años a partir de un esquema que se alinea con la evolución de la economía real, y las fijó en 15% promedio para este año, 10% para 2019 y 5% para 2020, al no haber podido cumplir con el índice previsto en el 2017.

El jefe de Gabinete Marcos Peña dijo que "las paritarias son libres" pero aclaró que apostarán a cumplircon la meta de inflación prevista para este año. "Vamos a trabajar en el marco de las paritarias libres para, sin perjudicar al trabajador en el salario real, comprometernos todos con esta búsqueda de la meta del 15%", fue el mensaje que, en este sentido, dio el coordinador de ministros en conferencia de prensa en Casa Rosada.

"Consideramos muy importante que toda la sociedad se comprometacon este objetivo. La lucha contra la inflación no es una cuestión solamente del Gobierno, sino de todos los sectores", afirmó. "Cada sector tiene su realidad. Hay que ser respetuosos y, en todo caso, el Ministerio de Trabajo arbitrará cuando haya conflictos", adelantó.

Por su parte el líder de los Bancarios Sergio Palazzo viene de rechazaren la segunda reunión paritaria del año un aumento de 9% para los empleados, una propuesta que calificó de "obscena". Con la conciliación obligatoria aún vigente, el gremio presiona para llegar a un acuerdo este mes.

"Hay que analizar el proceso inflacionario, el impacto impositivo del impuesto a las Ganancias y la rentabilidad del sector. Una vez determinados estos números se define el incremento salarial y recién a partir de ahí entra a jugar la cláusula gatillo", aclaró el gremialista.

En tanto, el histórico líder de los empleados de Comercio Armando Cavalieri también reclamó que se mantenga esta modalidad. "Habida cuenta de lo que viene sucediendo con la pauta inflacionaria, el Gobierno creó desconfianza. Considero que no habrá dirigente que se anime a firmar por el 15%, por lo que entiendo que la herramienta de la cláusula gatillo es un buen mecanismo", afirmó.

La CGT organiza una cumbre crítica contra el Gobierno

Mañana habrá en Mar del Plata una reunión de gremios organizada por el Gastronómico Luis Barrionuevo, de la que participarán además el jefe de Camioneros Hugo Moyano y Palazzo, entre otros. Se espera que emitan un documento muy críticocontra el Gobierno ya que, más allá del tope al aumento salarial, el Ejecutivo prepara medidas de auditoría a las asociaciones, sumado a las detencionesde referentes del sector y avance de causas por investigaciones por corrupción.

En los últimos días el Gobierno endureció su posición con los sindicatos y prepara nuevas auditorías a las asociaciones. Al relevamiento y la presentación de declaraciones juradas de los jefes de las obras sociales se sumarán medidas de fuerte impacto, como el control de libros contables, padrones y bienes de los gremios.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate