Pablo Echarri analizó los resultados de las elecciones generales y se mostró contento con los números que dieron como ganadora a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. “¡Estoy con un estado de alegría y esperanza! Porque se definió la elección para el proyecto de país, el único que yo creo que es viable”, dijo.

Adempas definió como “popular” al proyecto del Frente de Todos porque “tiende a emparejar y no a agrandar las brechas sociales entre los que más y los que menos tienen”.

Al ser consultado en el ciclo ¿Y ahora quién podrá ayudarnos?, de Radio con vos, se refirió a los dichos de Dady Brieva, quien lamentó que el triunfo de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri no haya sido “tan contundente” como lo esperaba: “Ese es un problema de los peronistas, siempre queremos ganar aplastando al rival en lo que a votos refiere -advirtió Echarri-. La diferencia, si uno compara la experiencia de 2015, el kirchnerismo pierde (en el balotaje) por un punto y medio, 400 mil votos, y cuatro años después gana por dos millones”.

Aún así, el marido de Nancy Dupláa se mostró “bastante sorprendido" por lo que llamó "aluvión antiperonista”. “Apareció en la fecha justa una cantidad de votos para el representante oficialista muy por encima de lo que recibió el candidato peronista -analizó-. En ese sentido diría que hay una cantidad de votos que sorprende y nos obliga a los peronistas a gobernar con objetividad, claridad y precisión porque el adversario está bastante cerca para lo que puede ser una próxima elección”.

No obstante, a pesar de las diferencias, dijo que “a los votantes de Macri hay que comprenderlos y sumarlos a lo que es un proyecto del país inclusivo, donde la moneda norteamericana no sea la variable más importante. Hay que intentar un acercamiento en todos los ámbitos”.

Luego, Echarri puso el ojo en la empresa a cargo del escrutiño provisorio, Smartmatic: “Está sospechada en cuanta elección formó parte, hay irregularidades de las que fue objeto y han sido comprobadas”. En ese punto, Ernesto Tenembaum le preguntó si creía que en realidad podría haber más diferencia de puntos entre la primera y la segunda fuerza, a lo que el artista dijo que “en dos semanas vamos a tener más claro que pudo haber pasado”.

¿Por qué cree que el 40,4 por ciento de los votantes eligieron la fórmula Macri-Pichetto? “Se me escapan las razones… con una economía devastada, deuda impagable, deuda. Votar a un modelo que empobreció a vos, a mí, a los que están en la mesa y a parte de su círculo íntimo, empresas del círculo del presidente que han perdido el 30 por ciento de su valor... No entraría en una razón más de peso que el deseo concreto de que el peronismo no vuelva; a eso lo llamo anti peronismo. Pero bueno, pongo esto en la mesa y en potencial respecto a la participación de Smartmatic”.

“El votante debería moverse por sus intereses, los de su familia, la proyección de su familia para cumplir sus sueños, no veo por qué un votante tendría otra razón un domingo par emitir su voto. En la realidad que vivimos, me parece que hay un componente antiperonista muy importante”, consideró el actor de la nueva ficción Atrapar a un ladrón. Y pidió cautela, al sostener que para conocer los verdaderos alcances de la elección hay que esperar el escrutiño definitivo.

Además, destacó la “moderación” de Alberto Fernández “que va hacia el centro”: “La vuelta del kirchnetismo no debe ser la misma forma del 2003 en adelante donde había una pelea más profunda”. Y se refirió a la corrupción en la política: “Macri cuando subió puso dos jueces de la Corte Suprema y hay causas bastante grandes donde se investiga la incidencia del Estado en el poder judicial. No creo que hayamos tenido un país con división de poderes tan marcada. No creo que no hayan choreado en estos cuatro años”.

Para cerrar, contó que él comenzó a militar “de grande” a los 40 gracias a que la llegada de Nestor Kirchner le “abrió la cabeza” y le hizo sentir la necesidad de tomar partido, ya que considera, es “la forma de cambiar la realidad”.

Comentá y expresate