Un joven que compró un celular a través de Internet y se encontró con la desagradable sorpresa de que el paquete que le enviaron tenía un frasco de aloe vera, casualmente del mismo peso que el teléfono que había comprado.

Agustín Sciortino, de 18 años, oriundo de Entre Ríos, relató a través de sus redes sociales el proceso de compra de un iPhone 11 pro max por el cual fue estafado.

"Ahí lo ven. La caja está abierta, está roto el ticket del Correo Argentino y no se ve el código que te dice por dónde va el paquete", contó el joven al sitio TN.

Agustín pagó 224 mil pesos por el teléfono. Lo adquirió a un comercio ubicado en la provincia de Catamarca. “Como estaba tan ilusionado con el celular que me había comprado con tanto esfuerzo, yo iba siguiendo el paquete. Todos los días lo miraba. Y después, de la nada, no lo pude seguir más. Le habían cambiado el ticket”, detalló.

Además del sello del Correo adulterado y la evidencia de haber sido abierto antes que lo recibiera el destinatario, a Sciortino le robaron hasta los accesorios. “El celular venía con funda, vidrio templado y todo. Y no hay nada adentro. Están los plásticos y las bolsas, pero tampoco está la funda ni el vidrio templado”, agregó a través de un video.

El chico contó que “a los 18 años estoy pagando impuestos y me inscribí en la AFIP, porque me gusta mucho emprender. Decidí crear mi propio negocio. Me costó seis meses hacerlo”. Sin embargo, luego del robo, sus planes cambiaron. “La verdad que entiendo por qué el 70% de los jóvenes de hoy en día quieren migrar y me incluyo. Es una lástima que en un país tan lindo estén pasando estos hechos de corrupción”, se quejó.

“Me salió 224 mil pesos y todavía estoy pagando las cuotas. Aparte, perder esa cantidad de plata, a esta edad. Que me estafen así me hace sentir muy mal”, concluyó.

Daniel Sciortino, padre del chico, expuso a través de otro video: “Hay certificación de que el envío fue despachado por Correo Argentino, hay sellos fraguados en el paquete que debía contener el teléfono celular, y sin embargo tenía un frasco de una medicación naturista. El personal del Correo no detecta esta irregularidad”.

Y continuó “Recibimos el paquete con un frasco de aloe vera que, oh, casualidad, tiene el mismo peso que el iPhone. Y lamentablemente nadie se hizo cargo de esto. Correo Argentino se lavó las manos; se hizo la denuncia en Defensa del Consumidor, y hasta el día de hoy, ya pasando cuatro meses, no hay respuesta”.

Comentá y expresate