Un avión de United Airlines, que viajaba desde Houston hacia Buenos Aires con varios argentinos a bordo, se quedó sin electricidad dos horas después de despegar y tuvo que volver a Houston para realizar un aterrizaje de emergencia.

Por un desperfecto eléctrico, el piloto tomó la decisión de regresar al aeropuerto de Houston, auxiliado por el grupo electrógeno. "La pista estaba llena de bomberos y ambulancias", explicaron los argentinos que viajaban en el vuelo 819 de la empresa estadounidense.

Embed

El aterrizaje fue complejo pero se realizó con éxito. No obstante, tras sufrir momentos de tensión y angustia, los pasajeros tuvieron que dormir en el aeropuerto. "No nos dieron hotel. Había 300 personas durmiendo en el aeropuerto", indicó uno de los pasajeros.

Tras pasar la noche en el aeropuerto, los pasajeros realizaron un trámite para reclamar 150 dólares a la empresa, por los inconvenientes generados a partir de las dificultades que vivieron en el vuelo.

Comentá y expresate