Sebastián Oliver, representante del colectivo “Inquilinos Mar del Plata”, cuestionó la actualidad del debate de la Ley de Alquileres y señaló que la discusión en Diputados “está en un punto de absoluto retroceso”.

“El debate de la ley de alquileres hoy está en un punto de absoluto retroceso. Se debaten dos proyectos en la Cámara de Diputados: uno del Frente de Todos y otro de Juntos por el Cambio. El proyecto del Frente de Todos continúa sosteniendo los principales puntos de la ley vigente, y la ley de Juntos por el Cambio está hecha para el sector inmobiliario, lo que genera todavía un mayor retroceso con respecto al acceso a la vivienda”, explicó Oliver en diálogo con Ahora Noticias.

La ley en vigencia fue impulsada durante el gobierno de Mauricio Macri y sancionada en 2020, ya bajo la gestión de Alberto Fernández. La ley regula, entre otros aspectos, la forma y el plazo de actualización del monto del alquiler, la duración del contrato y las garantías. Especialistas coinciden en afirmar que la ley produjo una retracción de la oferta y un anticipo de mayores costos por parte de los propietarios.

“La situación es precaria, esencialmente por falta de oferta, que es un factor central. El segundo factor central es la disparada de los precios, lo que se pide para entrar a una vivienda”, indicó Oliver. “Los dos puntos que actualmente se están debatiendo es que quieren retrotraer el período de alquiler a 24 meses, como era antes, cuando la ley vigente lo establece por 36 meses. El segundo es establecer aumentos hasta cuatro veces por año, lo que es un disparate en el contexto en el que estamos viviendo las familias trabajadoras”, agregó.

En estos términos, los trabajadores informales tienen escasas posibilidades de acceder a un alquiler. “La cuestión con el tema del acceso al alquiler está pensado primero para el mercado laboral formal. Hoy eso es un problema, porque casi la mitad de la economía argentina es informal, lo que nos genera un serio déficit. Si hay un sector precarizado es el de los trabajadores informales”, expresó Oliver.

En tal sentido, el representante de Inquilinos Mar del Plata destacó: “Apoyamos cuando se aprobó la ley de alquileres, la que reforma algunos puntos del acceso a la vivienda, y seguimos sosteniendo no alcanza con esa ley sola, se tiene que sostener con otras políticas públicas que complementen el acceso a la vivienda y que equilibren la relación entre locadores y locatarios. Nosotros apoyamos cualquier medida que surja en ese sentido”-

“Por lo menos entre 100 mil y 120 mil familias necesitan alquilar en General Pueyrredon. Urbana, semi urbana y rural. No es un problema esencialmente urbano. El precio del alquiler es inaccesible y totalmente corrido de los ingresos de las familias trabajadoras del país”, concluyó Oliver.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate