Tras varias idas y vueltas, la CGT confirmó este jueves que los trabajadores privados y de empresas estatales recibirán un bono de $ 5.000 al tiempo que puso en pausa una posible medida de fuerza.

En el marco de una nueva reunión de la central obrera, Héctor Daer aclaró que con las negociaciones ya encaminadas por un plus para compensar la pérdida de poder adquisitivo "se aleja la posibilidad" de convocar un paro para las próximas semanas, tal como había amenazado la central cegetista.

Según consigna Ámbito, el cotitular de la CGT anticipó que el bono se cobrará en dos cuotas con los sueldos de noviembre y enero. Asimismo, el referente de Sanidad aclaró que el bono no se tomará a cuenta de futuros acuerdos salariales, mientras también detalló que esa chance, junto a otras modificaciones que se quieran hacer "deberá acordarse entre las empresas y los sindicatos en paritarias".

A la reunión de la CGT asistieron el mencionado Daer y el otro secretario general, Carlos Acuña, además de otros integrantes de la conducción como Omar Maturano, Andrés Rodríguez y Víctor Santa María.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate