Martín Guzmán finalmente se fue. Agotado, debilitado políticamente y con el respaldo de un Presidente que de poco sirve. La renuncia del funcionario albertista, el sábado pasado, fue un portazo con una "profunda convicción" en su visión "sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina", según dijo el propio ex ministro.

Aunque no le sirva políticamente, Martín Guzmán recibió el respaldo de alguien con autoridad para hacerlo. Se trata del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien ha sido mentor del ex titular del Palacio de Hacienda y que se manifestó en favor del trabajo que su apadrinado realizó durante la gestión. "Sus profundos principios le imposibilitaron continuar en el cargo", dijo el Nobel norteamericano, en un artículo publicado en la agencia internacional de noticias Reuters.

image.png

Stiglitz, que recibió el Premio Nobel en 2001, fue profesor de Martín Guzmán en la Universidad de Columbia, y de hecho trabajaron juntos en varios papers académicos sobre la reestructuración de la deuda argentina. A lo largo de ese tiempo, forjó una relación profesional y personal con el ex ministro nacional.

En esa línea, Joseph Stiglitz sostuvo que "el ministro ha hecho un gran trabajo para resolver una crisis de deuda que dejó el gobierno anterior y reactivar el crecimiento después de la pandemia, pero las divisiones en el gobierno hicieron que las cosas fueran insostenibles".

El Nobel ha sido una figura de la disciplina económica en que se apoyó el funcionario albertista para llevar adelante su plan. "Sus profundos principios le imposibilitaron continuar en el cargo sin un compromiso del gobierno con un enfoque unido, integrado y coordinado de los enormes desafíos que enfrenta la economía", dijo.

https://twitter.com/Martin_M_Guzman/status/1543335683133095937

Stiglitz es profesor en la Universidad de Columbia, es el economista de cabecera del actual jefe del Palacio de Hacienda y tienen una relación desde hace varios años, luego de que el funcionario argentino partiera desde La Plata a los Estados Unidos para continuar su educación en la Brown University. Poco antes de finalizar su tesis, su carrera dio un vuelco cuando la Sociedad Internacional de Economía lo invitó para comentar públicamente una investigación de Stiglitz.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate