sábado 3 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Policiales

Parricida: "Tenemos miedo que se escape y mate a mi mamá"

Los familiares de Uriel Tapia Saín están atemorizados luego de que el joven intentara escaparse del área de Salud Mental del Hospital Interzonal, donde permanece internado con custodia a raíz de un brote psicótico.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

"Tenemos miedo que se escape y mate a mi mamá", dijo Marcela Taia, tía del parricida, en declaraciones a Mardel Directo, el magazine de Canal 8.

El intento de fuga ocurrió el sábado por la tarde, cuando Tapia Sain logró sacarse las esposas pese a dislocarse varios dedos de sus manos y salió corriendo, hasta que efectivos policiales lo atraparon antes de la salida.

Notificado de la situación, el fiscal Alejandro Pellegrinelli decidió reforzar la custodia de Tapia Sain.

"Mi mamá se enteró que intentó fugarse y no puede conciliar el sueño porque está preocupada. Estamos con miedo", confesó Taia. "Mi mamá está totalmente desprotegida y no nos dejaron quedarnos a la noche para acompañarla en el hospital. Pedimos que nos autoricen el traslado porque tiene muy cerca a la persona que intentó asesinarla. O que le pongan custodia permanente", agregó.

Personal de la asesoría pericial que trabaja en el parricidio del barrio Bernardino Rivadavia indicó que el agresor, Uriel Tapia Saín, sufrió “un brote psicótico agudo”, por lo que no está en condiciones de declarar. "No reconocemos que sea nuestro sobrino, es una persona peligrosa", dijo su tía.

Rosa Lezama (67 años), la abuela del parricida del barrio Bernardino Rivadavia, recibió seis puñaladas pero se encuentra lúcida en el HIGA. "Mi mamá tiene una fisura en el riñón y le van a dar el alta pasado mañana", señalaron sus familiares .

El hecho ocurrió cerca las de 13 en una casa de Matheu al 4600 y generó conmoción en Mar del Plata. "Mi hijo de 5 años estaba ah, vio todo y me contó los detalles. 'Corré, corré, totito, corré', le gritó mi mamá mientras Uriel los perseguía con una botella para matarlos. Pero salieron corriendo y lograron escaparse", relató la tía del parricida.

Dejá tu comentario

Te puede interesar