Pasajeros que viajaron en un vuelo de Aerolíneas Argentinas con destino a Miami denunciaron haber sido víctimas de robos de dinero durante el transcurso del viaje. Ocurrió en el vuelo 1302 que partió el jueves última hora desde el aeropuerto Ezeiza y fue descubierto cuando el avión llegó a destino el viernes por la mañana.

El escándalo estalló luego de que un pasajero denunciara a las autoridades del vuelo que le faltaban 4000 dólares de su equipaje de mano. Tras ese aviso, otros viajeros revisaron sus pertenencias y se dieron cuenta que también habían sido removidas.

Desde la empresa confirmaron que otro pasajero también dijo que le faltaba dinero. Según trascendió, le robaron 20 mil pesos. En tanto, otros dos usuarios del servicio aseguraron que su equipaje de mano apareció en un lugar diferente al que lo habían dejado al iniciar el vuelo, aunque no les robaron nada.

“Dos pasajeros denunciaron faltantes en su equipaje de mano. Al momento del arribo, el comandante alerta de la situación en el destino y el desembarque en Miami fue demorado para que ingresara la policía local por lo que actualmente es un hecho que está en investigación”, explicaron las fuentes de la empresa argentina a Infobae.

La compañía reiteró que la investigación de los robos quedó en manos de la fuerza de seguridad del aeropuerto internacional de Miami. Además, las fuentes oficiales aclararon que como todo ocurrió en la cabina, la responsabilidad del cuidado del equipaje de mano corre por responsabilidad de cada pasajero. En el caso del equipaje de bodega, la empresa sí debería responder.

“A diferencia del equipaje despachado en bodega, la empresa no tiene responsabilidad sobre el equipaje de mano”, explicaron las fuentes. Finalmente, desde Aerolíneas Argentinas calificaron el hecho como “insólito” y sin precedentes.

Tanto los pilotos como las azafatas aseguraron que nunca les pasó algo de esta índole. No tenemos mucho para agregar nosotros porque se trata de un presunto robo entre pasajeros”, explicaron. “La empresa no es denunciante. Sólo alertamos de la situación para que intervenga la autoridad”, detallaron desde la compañía aérea.

Según trascendió, la tripulación habría identificado a dos posibles sospechosos, quienes al parecer tuvieron movimientos extraños durante el vuelo y cambiaron de asiento. Hasta el viernes no se registraron denuncias de reclamo por el seguro de robo de pertenencias. Una vez se realice, se van a pedir las cámaras de seguridad dentro de la cabina y ahí podría develarse el misterio de los robos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate