La organización ambientalista Greenpeace logró infiltrarse en el acto inaugural oficial de la Exposición Rural de Palermo y colocó dos carteles en el palco principal denunciando una descontrolada expansión de la ganadería en el norte del país. Tras la protesta, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, formuló una denuncia penal contra Greenpeace por "intimidación pública".

Los activistas burlaron la seguridad y lograron colocar dos carteles que decían: "Ganaderos: basta de desmontes" y "destruir bosques es un crimen". Ambos carteles fueron sacados por agentes de seguridad en medio del discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, ante el presidente Mauricio Macri, funcionarios e integrantes del cuerpo diplomático acreditado en la Argentina.

Tras el hecho, Patricia Bullrich, formuló una denuncia contra Greenpeace después del mediodía por "intimidación pública" que recayó sobre el juzgado federal a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti.

La agencia de noticias NA anticipó que en Seguridad evalúan la posibilidad de que alguien se haya infiltrado en los trabajos que se realizaron en el palco y en la muestra de Palermo porque tuvieron que instalar un dispositivo que desenrolló a control remoto los carteles sobre la cabeza de Macri y Pelegrina.

Por otra parte, se pone en duda el operativo de seguridad presidencial para el que se destacaron 500 efectivos policiales, mientras que las medidas de prevención que se tomaron en la previa y durante el acto fueron extremas en la Rural, pero a nadie extrañó los dos caños, en el palco, donde estaban los carteles, que parecían parte de la calefacción.

La organización ambientalista desplegó los carteles con relación a las denuncias de la entidad que alerta sobre una descontrolada expansión de la ganadería, que para los ambientalistas implica la extinción del yaguareté y la destrucción de los bosques del Gran Chaco argentino, entre otros.

El domingo pasado, un grupo de activistas veganos irrumpió en la pista central con carteles contra el maltrato animal y fueron echados a los golpes por gauchos a caballo que protagonizaban una jornada de premiación.

Este sábado volvieron a manifestarse, pero esta vez no pudieron ingresar a La Rural ante un fuerte operativo policial montado en la puerta del predio. Con banderas, carteles y micrófono, el grupo de veganos expuso frases como: "Ganadería es cambio climático". También contaban con imágenes decerdos en los que señalaban: "Sin demanda, no hay sufrimiento. No lo financies".

Comentá y expresate