El periodista Paulo Vilouta contó los pormenores de una increíble estafa que sufrió en una playa de Mar del Plata, cuando se encontraba de paseo con una amiga.

Años atrás, cuando el panelista de Intratables se dedicaba exclusivamente al periodismo deportivo, visitó la ciudad para cubrir el fútbol de verano. Un día libre, de paseo con una amiga por la zona costera se interesaron por unas artesanías y cayeron en una estafa del estilo "cuento del tío", ese accionar de confusión para quedarse con algo ajeno.

Embed

"Estábamos en un hotel en Playa Chica e íbamos caminando, por abajo, hacia Playa Grande. Había un chico que vendía aritos y pulseras en una manta, un artesano. Y yo digo 'mirá qué lindo esto, mañana compramos'. Efectivamente, un día paramos y compramos”, comenzó en su visita al programa matutino de América.

Según reconstruyó el suceso Exitoina, luego llegó el nudo de la ardid en el que cayó por su buena fe. "En ese momento, cien pesos no eran como diez mil pesos de ahora. Vamos a pagar y decimos:`Uy, qué lío. Te conseguimos cambio’ y el chico se ofreció cambiarlo”, compartió.

Entre tanto el artesano se movilizó en supuesta búsqueda de la plata, Paulo se quedó a cuidar la manta y los objetos. Claro que el tiempo pasaba y el periodista contó: “Se juntaban personas y nosotros ahí, con mi amiga mirando.... Yo pensé que era extraño...”.

Al cabo de más de una hora, Violuta se acercó a la estación de servicio para ubicar al chico, motorizado en la preocupación de algún suceso adverso. "¿Lo vieron a este chico de la mantita? Ahí me dijeron que se llama Ariel y que no lo habían visto. Además, me contaron andaba con muchos problemas y que tenía que viajar a Buenos Aires”, exteriorizó.

Y para terminar la anécdota, manifestó: “No vino nunca más. El chico no volvió y las cosas quedaron ahí”.

Comentá y expresate