El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reafirmó que hay "un Banco Central que tiene independencia" para "poder afrontar esta situación de volatilidad" cambiaria, y ratificó que se "trabaja para seguir logrando la baja de la inflación, con una meta del 15% para este año y del 10 para el que viene y 5 para el año siguiente".

En una rueda de prensa en Casa de Gobierno, tras una reunión de Gabinete encabezada por el presidente Mauricio Macri, Peña pidió "tranquilidad", al tiempo que dijo que "el Banco Central es el que tiene la potestad para analizar las variables que tiene como recursos, que pueden ser las tasas o la intervención. Pero eso se lo dejamos a ellos que están a cargo de la situación".

"Las situaciones de volatilidad no nos tienen que asustar: tienen que ser parte del aprendizaje de vivir con un tipo de cambio flotante", dijo en diálogo con los periodistas acreditados.

"Si no tuviéramos la flotación u no hubiera correcciones tendríamos atraso cambiario que afectaría al empleo y la producción", añadió.

Comentá y expresate