En ese contexto, y rodeado de empresarios argentinos y del mundo, Peña ratificó el rumbo del Gobierno y dijo que “ven un futuro extraordinario” para el país.

Además reiteró la necesidad de alcanxzar el equilibrio Fiscal y valoró la importancia de negociar con el FMI: “No hay conspiraciones mundiales” que quieran perjudicar al país.

“Visualizamos un futuro extraordinario porque nos sentimos protagonistas de ese futuro, de esa transformación. Sentimos que el futuro se está construyendo hoy a una velocidad que muchas veces no se percata en el día a día porque se pierde perspectivas. Pero cuando uno mira, vemos que se han logrado cosas que parecían imposibles hacer tres o cuatro años”.

Agregó que el actual “en un proceso que surgió de abajo para arriba, en un camino de ese país que somos para ser el país que podemos y queremos ser”.

“Ese proceso surgió por una voluntad muy fuerte de los argentinos de emprender un camino que sabían que tenían dificultades, obstáculos, momentos de dudas. Pero con una gran convicción de que hay que ir para adelante porque para atrás no hay ninguna solución”, afirmó.

Resaltó los diferentes “desafíos” del Gobierno, entre los que resaltó la necesidad de enfrentar el déficit fiscal.

“(Tenemos) La necesidad de llegar al equilibrio fiscal, y entender que el equilibrio fiscal, la baja de la carga tributaria, lograr desterrar la inflación , tiene que ser algo que trabajamos todos los días para poder trabajar en el eje que es muy importante, que es cómo nos organizamos para generar empleo privado de calidad”, explicó.

Sobre el acuerdo que negocia el Gobierno con el FMI,-Peña aseguró que- se trata de una muestra más del "apoyo" que le brinda el mundo a la gestión de Mauricio Macri.

"Ratifica que somos nosotros los que estamos a cargo de nuestro destino en términos de las decisiones que podemos tomar, del rumbo que queremos recorrer, y que el mundo es socio potencial, para ayudarnos. No van a resolver nuestros problemas pero tampoco lo van a perjudicar. No hay conspiraciones mundiales tratando de perjudicarnos", explicó.

"Estamos dando debates que parecían imposibles en Argentina. Nuestro país tiene mucho para dar, al mundo y también a sí mismo. En ese sentido, ratificamos la vocación de trabajar en conjunto con todos los países del mundo. La verdadera Argentina es la que sueña con el futuro y va dejando atrás el pasado", concluyó Peña.

Comentá y expresate