El 9 de febrero de 2008, Peñarol se consagraba como el mejor del continente, al coronarse campeón de la Liga de las Américas en su primera edición. Ya pasaron 10 años del logro de aquel equipo conducido por Sergio Hernández, que ganó el Final Four en Mexicali y dejó con las ganas a Miami Tropics, Minas Tenis Club (Brasil) y al local Soles.

Con el estadounidense Quincy Wadley como figura y el protagonismo de Sebastián “Tato” Rodríguez, Juan Manuel Locatelli y Román González, el “Milrayitas” desplegó un muy buen nivel colectivo y logró su primer título internacional.

“Fuimos paso a paso, nadie conocía lo que era. Hasta que llegamos al Final Four. Llegamos a Mexicali y era todo nuevo para nosotros. Ganamos el primer juego y ahí nos convencimos de que podíamos más”, explicó “Tato” Rodríguez, capitán de aquel equipo, en diálogo con Telediario. “Era un equipo que jugaba muy bien al básquet, que tenía mucho carácter. Creo que el Final Four fue la plenitud de ese equipo. Teníamos a Sergio (Hernández), que era nuestra cabeza, y nos llevaba a querer siempre más”, remarcó.

Por su parte, Alejandro Diez, actual capitán de Peñarol, recuerda el título de manera especial por ser sus primeros años en el club. “El club ya venía haciendo las cosas bien, había jugado finales de Liga. Fue fantástico, ese equipo tenía a Román González, “Tato” Rodríguez, “Manu” Locatelli y Quincy Wadley, un americano que jugó en gran nivel. Fue un torneo hermoso”, destacó.

Para “Tato” Rodríguez, no hubo nada igual al recibimiento que le dio la gente al plantel en su llegada a Mar del Plata. “Había gente de Peñarol en Mexicali, también en Buenos Aires cuando llegamos. El recibimiento fue único, eso no se volvió a repetir nunca más. Ni cuando salimos campeones de América otra vez ni cuando fuimos campeón de Liga Nacional. Para los que hemos pasado por todos los títulos, fue algo histórico, único”, concluyó.

Embed

Comentá y expresate