La confirmación de casos de coronavirus entre jugadores de planteles que integran la Conferencia Sur de la Liga Nacional llevaron a suspender partidos de este fin de semana, entre ellos los que debía disputar Peñarol de Mar del Plata, frente a Bahía Basket y Boca Juniors.

Las autoridades del torneo informaron que los positivos se advirtieron entre quienes integran equipo en Gimnasia de Comodoro Rivadavia, Argentino de Junín y Bahía Basket. A este último debía enfrentar Peñarol, esta noche desde 21.30. De no haber nuevos contagios, jugarán el lunes en mismo horario.

Frente a este escenario la Asociación de Clubes de Básquetbol (AdC) le dio por perdido los partidos a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia y Argentino de Junín por no presentarse ante Ferro y Platense, respectivamente, en partidos correspondientes a la quinta fecha de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB).

"Se anuncia el confinamiento y aislamiento total de las delegaciones de Gimnasia y Esgrima de Comodoro y Argentino de Junín, según el protocolo para casos de Covid-19 positivos", comunicó la entidad, que recibió críticas en los últimos días por no respetar el reglamento de aislamiento de los protagonistas en la burbuja.

"De acuerdo al Reglamento de Competencias vigente para la temporada 2020/21, los clubes que no presenten a sus equipos, perderán el compromiso 20-0 (dos puntos al ganador y uno al perdedor). Además el Honorable Tribunal de Disciplina de AdC (HTD) abrirá expedientes disciplinarios de oficio y determinará la situación de las delegaciones", detalló.

La AdC tomó la decisión también de postergar la jornada del domingo de la Conferencia -aún sin fecha de reprogramación- y ahora se harán testeos a todos los planteles, algo que sólo se realizó previamente al inicio de la competición en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Según le informaron a Télam desde las diferentes delegaciones, a los hoteles donde los equipos ingresan repartidores de comida, dirigentes, familiares y otras personas ajenas, lo que promovió la ola de contagios.

A diferencia de la burbuja de la NBA de los Estados Unidos o de la Liga Endesa de España, en la realizada por la AdC los periodistas no son testeados, y lo mismo sucede con los trabajadores de las canchas de entrenamientos y con los integrantes de la mesa de control -sólo tienen una mampara pero los árbitros deben entrar para ver las jugadas dudosas y allí tienen contacto estrecho-.

El primero en Gimnasia fue el pivote Diego Romero, que jugó contra Argentino de Junín en el debut y luego frente a Hispano Americano de Río Gallegos.

El interno avisó de los síntomas y recién ahí fue aislado, testeado y confinado en su habitación, ya que dormía en soledad. Sin embargo, no se respetó el período ventana de 72 horas para testear al resto de sus compañeros y por eso arrojaron falsos negativos hasta que presentaron dolores musculares, de cabeza y cansancio entre la noche del viernes y la mañana del sábado.

Los basquetbolistas son Juan Manuel Rivero, Jonatan Treise, Sebastián Orresta, Bernardo Barrera, Franco Giorgetti y Miguel Ruiz más el juvenil Franco Ferraría. También está contagiado el utilero del plantel, Marcelo Guitín.

Los componentes del equipo del DT Martín Villagrán "se encuentran aislados cumpliendo con los protocolos estipulados para estos casos".

Mediante un comunicado, Gimnasia aclaró que mientras "Giorgetti y Rivero tienen síntomas leves, el resto permanece asintomático".

Comentá y expresate