Peñarol sufrió una derrota por 100 a 95 frente a San Lorenzo, que se presentó como bicampeón defensor del título, en el estadio Roberto Pando, en lo que fue el segundo encuentro en esta nueva temporada de la Liga Nacional.

San Lorenzo fue el mejor del Grupo C (8-0). En los playoffs barrió las series de octavos (Quilmes) y cuartos (Bahía Basket) por 2-0. En el Final 4 no pudo en semifinales con el local Instituto (perdió el invicto de 12 victorias en fila), aunque en el juego por el tercer puesto superó a Gimnasia y se quedó con el bronce.

Peñarol culminó último en el Grupo D (3-5). En la serie de reclasificación no pudo con Quilmes, equipo que lo derrotó 2-0.

En la primera mitad fue superior el visitante, ya que se fue al descanso en ambos cuartos arriba de San Lorenzo. La llegada de Martín Leiva y Kyle Lamonte ayuda evidentemente a que el Milrrayita comience a tener su propia identidad, algo que se reflejó en el encuentro: Peñarol se mantuvo intenso en el ataque y la defensa, sin dejar de lado la concentración y el enfoque que se requirió para enfrentar al profesionalismo y fuerza que representa San Lorenzo. En la primera parte del encuentro, el conjunto de Leo Gutiérrez se posicionaba arriba por 47 a 39.

En la segunda mitad, el visitante prosiguió con la misma línea: precisión e intensidad para atosigar a los “Cuervos”, que cada vez que apuntaba a acercarse en el marcador, debía realizar un doble esfuerzo porque Peñarol continuaba estirando la diferencia. Sin embargo, la confianza fue un factor muy importante para el equipo de Gonzalo García, que nunca bajó los brazos y siguió jugando con el mismo temple con el que comenzaron el cotejo.

Y todo se dio vuelta en el último cuarto. De la mano de Mathias Calfani, San Lorenzo aprovechó el recambio del equipo marplatense, que por medio de Leo Gutiérrez, dejaba a su mejor jugador en el banco: Nicolás Gianella, que volvería para jugar el último tiempo del partido. Una falta antideportiva de Leiva -y la quinta para el porteño- terminó por dejarlo afuera, una baja importantísima para Peñarol.

El resto fue historia, el Milrrayitas, que había tenido tres cuartos de ensueño, perdió la ventaja y la confianza que tanto le había servido en la primer parte del encuentro. Si bien sobre el final se palpitó una ligera posibilidad de empate, José Vildoza anotó dos autenticos triplazos que ahogaron toda esperanza de los marplatenses. San Lorenzo derrotó a Peñarol 100 a 95 , que sigue comenzó de la peor manera este nuevo torneo.

Comentá y expresate