Peñarol y Quilmes ya palpitan el inicio de la Liga Nacional de Básquet. Tras la participación en el Súper 20, que les sirvió a ambos para empezar a encontrar su identidad, se viene la competencia más importante de la temporada.

El “Milrayitas” debutará el próximo miércoles ante Quimsa de Santiago del Estero en el Polideportivo. Mientras que el “Cervecero” tendrá su estreno dos días después en el mismo escenario, también ante los santiagueños.

Tanto para Peñarol como para Quilmes, afrontar la temporada resulta toda una aventura. La crisis económica y la disparada del dólar afectó el armado de los planteles. El “Milrayitas”, en plan de austeridad, contrató un extranjero novato en la Liga como D’Vaughn Maxwell, quien hasta el momento respondió a la altura de las expectativas del entrenador Leonardo Gutiérrez. Y conformó un plantel de nacionales que mezcla experiencia con talento joven.

Por su parte, Quilmes aún no está en condiciones económicas de contratar un extranjero. No obstante, la dirigencia no descarta contratar un foráneo en 2019. El “Tricolor” tiene como objetivo mantener la categoría (hay un solo descenso) y el entrenador Javier Bianchelli apostará a sostener la primera parte del torneo con un plantel íntegramente nacional.

Comentá y expresate