Con una gran defensa colectiva, Peñarol logró este lunes su tercer triunfo consecutivo al vencer por 75 a 68 a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia en el Polideportivo. El equipo de Leonardo Gutiérrez, que llegaba envalentonado tras ganar el clásico, limitó al extremo al escolta de la Liga y lo superó con Todd Brown como goleador (26 puntos). El próximo partido será el jueves, también de local, contra San Lorenzo.

Empezó mal Peñarol. Con pérdidas en ataque y sin efectividad exterior, padeció le juego fluido de Gimnasia, que encontró gol interior con Eloy Vargas (4 puntos y 5 rebotes) y disfrutó del goleo de Lewis (6). Pero el equipo marplatense reaccionó a tiempo. Plantó una mejor defensa y lastimó profundo con Alloatti (6) para empatar el juego (19-19).

Los dos equipos “abollaron” el aro en la primera mitad del segundo cuarto. Peñarol no la metía pero Gimnasia erraba todo de afuera (llevaba 0/10 en triples). Lucas Arn le dio un par de conversiones al “Milrayitas” y preparó el terreno para un encendido Brown, que cobró protagonismo en el último tramo del segmento y metió dos bombazos. Pero el equipo marplatense nunca pudo escaparse: “Pitu” Rivero calibró la mira desde afuera y descontó antes del descanso largo (38-37).

Tras dos minutos de imprecisiones, Gimnasia inauguró el tercer cuarto con una volcada de Dwight Lewis para pasar al frente. El extranjero del “Verde” tomó protagonismo, al igual que Lucas Pérez, pero Peñarol se mantuvo siempre en partido, en un desarrollo de bajo nivel. Primero pudo estar al frente 43-41 con un triple de Brown y luego 45-43 con un “golazo” de Gorosterrazú en penetración. De todas maneras, el elenco visitante metió un 8-0 y se escapó 51-45 con una bomba de Rivero y menos de tres minutos por jugar.

En la recta final reaccionó el local, de la mano de sus pibes, para contestar con un 9-0 y pasar a ganar 54-51. Monacchi, con un doble sobre el sonido de la bocina, decoró el gran cierre de los “Milrayitas”.

Un triple de Rivero empató el marcador, Peñarol reaccionó con un 4-0 para seguir arriba gracias a un doble de Franco, pero del otro lado apareció Giorgetti con sus variados recursos para anotar e igualar en 58. La paridad la rompió Lauría con un triple cuando quedaban seis minutos. Allí, Martín Villagrán pidió “tiempo muerto”.

Lauría volvió a aparecer con una bomba esquinada coronando una hermosa acción ofensiva con Marcos y Alloatti para levantar al estadio (64-60 a falta de 4 minutos). Y luego Brown clavó otra bomba que le dio siete de renta al equipo local ingresando a la zona de definición.

La defensa de Gimnasia se hizo más dura en ese contexto. Entonces Peñarol estuvo incómodo para atacar y sufrió un 6-0 que arrimó al visitante cuando quedaban menos de dos minutos (67-66). La sequía la cortó Brown con dos libres.

Al entrar al minuto de cierre, un doble de Lucas Arn sobre el filo de la posesión le dio tres de luz a Peñarol, que después aseguró el rebote defensivo tras un lanzamiento lejano y apresurado de Sebastián Vega. Marcos recibió falta y encestó los dos libres con 36 segundos en el reloj (73-68).

La ofensiva fue para los “Verdes” y el local realizó una excelente defensa obligándolo a tirar incómodo y con los 24 segundos ahorcándolo. El resultado fue una recuperación de posesión fundamental y definitoria.

PEÑAROL 75:Nicolás Gianella 2, Lucas Gorosterrazú 4, Todd Brown 26, Lucas Arn 10 y Alejandro Alloatti10 (FI).Juan Ignacio Marcos 4, Tomás Monacchi 2, Nicolás Lauría 11, Nicolás Franco 6 y Joaquín Valinotti 0. Entrenador:Leonardo Gutiérrez.

GIMNASIA (CR) 68:Lucas Pérez 0, Dwight Lewis 20, Sebastián Vega 6, Franco Giorgetti 9 y Eloy Camacho Vargas 14 (FI). Manuel Buendía 0, Diego Romero 0, Juan Manuel Rivero 14 y Yoanki Mensia 5. Entrenador:Martín Villagrán.

Parciales:19-19; 38-37 y 54-51.

Árbitros:Fabricio Vito, Oscar Martinetto y Maximiliano Cáceres.

Estadio:Polideportivo Islas Malvinas.

Comentá y expresate