lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sociedad

"Perdoname mamá, no le encontré salida a mi vida": no le tomaron una denuncia por violencia de género y se suicidó

Noelia Sosa, de 30 años, escribió una desgarradora carta para despedirse de sus seres queridos. Removieron a la cúpula policial que no le tomó la denuncia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La mujer llegó a su casa, tomó un papel y le pidió prestada una lapicera a una vecina para dejarles una carta a sus seres queridos. “Perdoname mamá. No le encontré salida a mi vida y si te hubiera escuchado tantas veces, mi vida no estaría tan acabada. Decile a los chicos que los amo. Ojalá algún día puedan perdonarme”, redactó Noelia Sosa, la joven que se suicidó después de que no le tomaran la denuncia por violencia de género en una comisaría.

“No fue culpa de nadie. Es mi vida. Soy yo. A Sebastián decile que lo amé hasta el último día de mi vida. Ojalá se hubiera dado cuenta”, escribió en la carta.

Sosa, de 30 años, se presentó el domingo al mediodía en la comisaría de Trancas, en el norte de Tucumán y limítrofe con Salta, acompañada por una amiga. Según contaron sus familiares, los efectivos que estaban en el lugar primero se negaron a tomarle la denuncia por violencia de género y luego se negaron a brindarle protección cuando les avisó a los uniformados que su pareja, Sebastián Balegno, se encontraba en la puerta de la dependencia. “La sacaron a empujones”, dijo Carla Gongora, prima de la joven.

"Noelia me dijo que estaba muy mal porque su pareja la había atacado, la tomó del cabello, la arrastró por la casa y que luego le destrozó el celular", contó a los medios Ernesto Campos, cuñado de la víctima.

"El (por la pareja) es un productor importante en la zona, ella se quedaba varias veces en su casa y creo que nunca lo denunció porque lo amaba y aguantaba todo", además "sus allegadas nos decían que muchas veces él le daba pastillas para que se durmiera o directamente la encerraba para que no saliera", agregó el familiar.

El domingo, en la dependencia policial "le dijeron (a Noelia) que como no estaba el oficial de guardia, no podían hacer nada, que regresara a las 17, que seguro lo encontraría", relató Campos.

"Lo más grave es que en la puerta estaba la pareja junto a una abogada esperando que ella saliera", por lo que la joven "les dijo a los uniformados que no podía salir de ahí, tenía miedo de que le hiciera algo malo". Sin embargo no intervinieron para prestarle ayuda.

Según indicaron fuentes policiales, el novio iba a denunciarla a la joven por hostigamiento.

Campos señaló que horas después les avisaron a la familia que Noelia había muerto. "Fuimos corriendo hasta ahí, estuvimos horas esperando y cuando llegaron los de criminalística estuvieron cinco minutos y nos entregaron el cuerpo", agregó el pariente, quien agregó que de acuerdo con el informe de la policía, la joven se había suicidado.

"No entiendo por qué no hicieron nada cuando ella fue a pedir ayuda a la comisaría, la corrieron, desesperada y angustiada volvió a su casa y se ahorcó, no hay derecho a que hicieran eso", sentenció el familiar de la víctima.

El gobierno de Tucumán resolvió remover a la cúpula policial que prestaba servicio en una comisaría de Trancas, en el norte provincial y limítrofe con Salta, tras el suicidio de una joven de esa localidad que se había presentado el domingo pasado para denunciar a su pareja, quien ejercía de violencia de género sobre ella, se informó hoy oficialmente.

"Se inició una investigación administrativa para determinar la responsabilidad del personal de esa comisaría por el suicidio de Noelia Soledad Sosa", de 30 años y madre de dos hijos, indicó en conferencia de prensa, el jefe de la Unidad Regional Norte (URN), Joaquín Girvau Olleta.

Además, informó que a partir de una medida adoptada por el Ministerio de Seguridad y la Policía de Tucumán, cinco efectivos que prestaban servicio en la comisaria serán removidos, aunque no se dieron a conocer sus nombres.

"Cualquier policía, oficiales, jefes, deben tomar la denuncia", sostuvo Olleta, e indicó que en estos momentos "todo está en manos de la justicia, la investigación del suicidio y la actuación del médico forense".

En tanto "si hubo o no mala atención y si se aplicó un protocolo de víctimas de violencia de género, se está investigando internamente en la Policía, y si llegamos a detectar algún error, vamos a tomar la debida intervención", agregó Olleta.

"Es un hecho lamentable y le hacemos llegar nuestras condolencias a la familia de la víctima", agregó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar