El secretario general del gobierno bonaerense, Fabián Perechodnik, afirmó que la decisión de no separar las elecciones provinciales de las nacionales "cierra el capítulo de las especulaciones" y consideró que la voluntad de la gobernadora María Eugenia Vidal fue "mantener las reglas de juego".

"La gobernadora consideró que era un buen momento para dejar en claro su posición. Tomó en cuenta los debates y conversaciones que hubo sobre el tema, y su decisión fue seguir manteniendo sobre todo las reglas de juego", señaló Perechodnik.

En una entrevista con Télam en las playas públicas frente al Museo del Mar, que forman parte del programa "Verano en la provincia", que él mismo coordina, Perechodnik aseguró además que el desdoblamiento "también implicaba distintas erogaciones que la provincia no está en condiciones de afrontar".

- ¿Qué significa esta definición respecto de las elecciones?

- Que la gobernadora pensó que lo mejor en esta etapa al menos era mantener las reglas de juego con las que se viene votando en los últimos tiempos y no modificar esta cuestión. Anunció que no iba a haber ninguna modificación con respecto a la elección y se va a votar como se viene haciendo, en conjunto, como desde que volvió la democracia. Ella había dicho desde que empezó a circular el tema que era una opción que estaba sobre la mesa de discusión y que siempre los debates sobre estas cuestiones aportan.

- ¿El debate ganó más peso del esperado?

- Las democracias necesitan debates permanentes, y los sistemas políticos necesitan buscar las mejores formas de representar a la ciudadanía. Discutir eventualmente separar los procesos electorales e incorporar otros mecanismos a la discusión política nos pareció que eran elementos que valía la pena tener en cuenta, y en ese marco la Legislatura formó la Comisión Bicameral para el estudio del tema, que como dijimos era no vinculante.

- ¿Por qué se eligió este momento para definirlo?

- Porque la gobernadora consideró que era un buen momento para dejar en claro su posición. Tomó en cuenta los debates y las conversaciones sobre el tema. Pero de alguna manera el proceso electoral empezó a avanzar. Si uno piensa qué es lo mejor para el sistema político, es que las reglas de juego con las que se decide sean las que todos conocen y no cambiarlas. Esto cierra de alguna manera un capítulo de las especulaciones, que sino tal vez podían ir cobrando otro volumen, y no tenía sentido.

- ¿Esto instala en otro terreno la disputa electoral al brindar más certezas a la oposición?

- Esto ayuda a que esté claro para todos cuál es el escenario. Y de alguna forma, también la gobernadora confirmó que va por la reelección. El presidente ya había anunciado su intención de presentarse a un nuevo período, y ahora está claro que el Jefe de Gobierno de la ciudad y la gobernadora van a proponer otra vez a la ciudadanía seguir avanzando en los cambios que en estos casi tres años y medio se han venido haciendo en el país, en la provincia y en la Ciudad.

- ¿Qué significa que también la Ciudad de Buenos Aires unifique su elección?

- Va en línea con la economía de procesos. El desdoblamiento, además de modificar un montón de normativas, también implicaba distintas erogaciones, y la provincia no está en condiciones de afrontarlas en este momento, tenemos otras prioridades.

- ¿Están más cerca las elecciones a partir de estas definiciones?

- Yo creo que aún falta mucho para las elecciones. La gente mira los procesos electorales cuando se acercan. El cierre de esta discusión nos enfoca en lo que tenemos que hacer. Nos ocuparemos de la campaña y de las elecciones cuando estemos cerca.

Comentá y expresate