Personal policial de Comisaría 2da intervino para suspender una fiesta clandestina que a mediodía se desarrollaba en una casa particular donde había 43 personas, todas mayores de edad, según confiaron fuentes de la investigación.

Respondieron a una denuncia que daba cuenta de una reunión con muchas personas en un domicilio de la calle Larrea al 2400. Vecinos habían advertido movimiento de mucha gente y también ruidos molestos.

Todos los presentes en el domicilio en cuestión fueron identificados por los uniformados y se les informó de la infracción que se les labró por violar contenidos de los artículos 205 y 239 del Código Penal Nacional y también del DNU 297/20. Por estos casos tomará intervención la Justicia Federal.

Si bien las actividades comerciales en general se relajaron y hay más movimiento a pesar de las restricciones propias de Fase 3, se mantienen vigentes las limitaciones para las reuniones de personas. A tal efecto permanece vigente una línea telefónica (2234368599) dispuesta por el municipio para dar cuenta de este tipo de situaciones.

Comentá y expresate