El can llevaba tres días en el lugar y estaba encadenado. “Mordió a todo el mundo que se quiso acercar. No le pudimos poner el bozal”, expresó Inés, propietaria de la casa.

image.png

Tras varios llamados de la mujer, se acercaron desde Zoonosis para rescatar al animal y resguardarlo. "Los inquilinos se fueron y me dejaron al perro de regalo. Le alcanzamos un poco de comida y arroz con un palo, también agua”, contó la mujer en su momento..

“Por supuesto que de los inquilinos no sabemos ni siquiera a dónde se fueron. Nos dejaron las llaves, se fueron y me dejaron el perro”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate