La Agencia Gubernamental de Control decidió clausurar preventivamente el estadio Monumental, aunque la final se jugará de todos modos en el estadio de River, que podrá levantar la medida este domingo.

La sanción le cae a River por el exceso de capacidad y por la gente que ingresó al estadio sin entrada. Sin embargo, con el pago de una multa, el “Millonario” podrá albergar la final en su estadio.

“El Monumental está clausurado, pero River puede solicitar el levantamiento de la clausura”, explicó Ricardo Pedace, titular de la Agencia Gubernamental de Control.

Luego de un brutal ataque al micro que trasladaba al plantel de Boca, que dejó heridos a varios jugadores “Xeneizes”, la Conmebol, en una jornada escandalosa, decidió finalmente postergar el partido para este domingo a las 17.

Según confirmaron las autoridades de Conmebol, la vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca se disputará con público.

Comentá y expresate