Horas antes de que el Senado de la Nación debata la ley que retrotrae las tarifas de los servicios públicos a noviembre de 2017, Miguel Pichetto -líder del bloque Argentina Federal- aseguró que la oposición busca enviarle "un mensaje político" al Gobierno.

"No me gusta trabajar leyes para un eventual veto. Es un fracaso del sistema. Este es un mensaje político del Congreso para el Gobierno. Hay poca tolerancia social de cara a los aumentos fuertísimos que se están dando no solamente en los servicios, sino en todos los insumos de la canasta familiar, el peaje, la nafta. Todas la variables han presionado y están tensionando muy fuerte el bolsillo de la clase media", aseguró Pichetto antes de ingresar al Congreso.

Al ser consultado sobre las crítica del Gobierno, que asegura que el Parlamento no debiera modificar gastos incluidos en el Presupuesto 2018, el legislador recordó que recientemente se alteraron muchas variables de la economía durante las turbulencias financieras que provocaron una devaluación y obligaron al país a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional.

"En los últimos días se modificó todo: el Presupuesto estimaba un dólar de $20,4 y ya estamos en 25. La pauta de inflación era del 15% y va terminar siendo de 30% como mínimo. Todo se modificó", analizó.

Respecto a la sesión, que comenzará a las 14, Pichetto sostuvo que "es fundamental abrir un marco de diálogo reflexivo" y encontrar una solución a este "proceso difícil, que requiere para resolver los grandes problemas de la Argentina a todos. Con una sola facción es imposible", enfatizó.

Fuente: Infobae

Comentá y expresate