El concejal del Frente de Todos de Mar del Plata Roberto Páez elevó un pedido de informes al Concejo Deliberante de General Pueyrredón, para que el intendente Guillermo Montenegro especifique las acciones planificadas para garantizar el control del distanciamiento social y las medidas preventivas sanitarias en las playas para la próxima temporada estival.

En el pedido, presentado junto al concejal Roberto Gandolfi, Páez planteó, entre otras inquietudes, cómo se arbitrará la recepción de turistas en la ciudad, bajo qué protocolos y cuáles serán las limitaciones que oportunamente establecerán las administraciones de los distintos niveles para proteger la salud de los vecinos y turistas.

"Sabemos la importancia que la temporada estival tiene para la ciudad, tanto para su faz económica como social, siendo una de las principales actividades que han caracterizado históricamente a Mar del Plata, pero en función de preservar la salud de todos en plena pandemia del Covid-19, creemos que es necesario que Montenegro establezca con antelación toda acción conducente a poner a la ciudad en condiciones, racionalizando los espacios de playa”, sostuvo el edil en un comunicado.

Al respecto, precisó que pidió especificaciones sobre las medidas para garantizar el respeto a la extensión de playas públicas, impedir la eventual proliferación de unidades de sombra de explotación privada en espacios de uso público y cómo se racionalizará el uso de espacios en las playas.

Además, Páez planteó su preocupación por el poco espacio que se destina a las playas públicas y el incremento de unidades de sombra en los balnearios privados. “Es bastante fácil percibir que el espacio de playas públicas es cada vez más reducido en muchos sectores de la ciudad, atento al avance de las mareas, el desgaste natural y muchos otros factores”, precisó.

El concejal explicó que las playas públicas suelen tener mayor ocupación y que se percibe "una gran cantidad de unidades de sombra en los balnearios privados, lo que que puede dificultar el distanciamiento, máxime si los usuarios privados luego comparten el espacio de playa de uso público para otras actividades”.

El edil señaló que el Ejecutivo local deberá realizar controles muy estrictos en la temporada al manifestar que “de todo lo dicho hasta aquí surge a simple vista que al permitirse desde el consenso nacional, provincial y local el ingreso de turistas de forma generalizada a nuestra ciudad durante la próxima temporada veraniega, la misma deberá ser de forma estrictamente reglada, respetando protocolos y con efectivo distanciamiento social”.

"El distanciamiento social preventivo seguirá siendo herramienta principal para impedir contagios”, concluyó.

Comentá y expresate